A Broncano muchas veces le han dicho que parece un “yonqui” por su aspecto físico, pero recientemente ha sorprendido a todo el mundo con una anécdota en la que, precisamente, se tuvo que “enfrentar” a un “yonqui”.

El presentador de ‘La Resistencia’ lo contó en el programa de ‘Ilustres Ignorantes’ que trataba sobre la memoria. Javier Coronas, el presentador, le dijo a Broncano que tenía muy buena memoria y este hizo alarde de ello contando una de las historias personales más surrealistas de su vida.

Difícil de olvidar

Por lo visto, sucedió cuando el cómico estaba en la estación Asamblea de Madrid-Entrevías esperando y vio a un señor que, según él, “tenía pintas de yonqui” atracando a un joven. Entonces Broncano acudió en su ayuda y atracó al chaval.

Es broma, ayudó al chico y se enfrentó al atracador en lo que él califica como “una pelea a muerte”; de hecho, dijo que solo recordarlo ya le hacía sudar.

El atracador llevaba una navaja haciendo que Broncano, desarmado, tuviese que recurrir a una papelera de la estación para lanzársela a su adversario y tirarlo al suelo.

El asaltante se levantó y Broncano dudó por unos instantes, ya que nunca le había pegado un puñetazo a nadie, así que optó por un uso de la fuerza intermedio y golpeó al atracador con la mano abierta.



No sabemos mucho más de la historia, ya que el presentador solo quiso añadir que la historia culminó con el hombre con la navaja en las vías del tren.

Una memoria retentiva

Después de lo sucedido, el chico que había sido atracado puso una denuncia y Broncano, que por lo visto perdió la cartera en la trifulca, fue de testimonio. En ese momento, el policía le pidió que volviera con los números de su tarjeta bancaria pero se dio cuenta de que los recordaba de memoria (de aquí toda la anécdota).

Suponemos que los buenos reflejos e instinto ayudaron más a Broncano que la memoria; sin embargo, esta es sin duda una anécdota que merece ser recordada.

A continuación, os dejamos el vídeo para que escuchéis la historia de su propia boca:

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: as.com/epik