Todos los países son diferentes a la hora de gestionar su política y cultura. Muchos anteponen los derechos humanos y la libertad de expresión ante todo lo demás… pero muchos no; algunos países, actualmente, colocan las tradiciones por delante de todo y, por lo general, esto deriva en regímenes más estrictos.

No son pocas las noticias que nos llegan de países en los que se meten presas a personas por incumplir tradiciones. Egipto es, quizás, uno de los mejores ejemplos de esto. Y es que, a lo largo de estos últimos años, hemos tenido muchas noticias de personas que, acusadas de ‘ofensas a las tradiciones’, han acabado entre rejas.




Las fotos de la discordia

El fotógrafo de Salma al-Shimi, una importante modelo del país, se encuentra detenido ahora mismo por, presuntamente, haberle faltado el respeto a la cultura egipcia… ¿El motivo? Unas fotos publicadas en su Instagram.




Salma es una modelo muy conocida en el país que se muestra muy activa en redes sociales; de hecho, publica de forma habitual vídeos en TikTok.

Según el Egypt Independent, el autor de las imágenes fue arrestado por la policía egipcia al publicar dichas imágenes. Se le acusaba de ‘faltar al respeto’ por el simple hecho de que, en la sesión de fotos que le hizo a la modelo, la Pirámide de Djoser en El Cairo, hace de fondo… y se lió.

Represalias por supuestas ofensas

Los primeros rumores apuntaban a que también habían detenido a la modelo, pero, finalmente, se confirmó que solo habían tomado represalias contra el fotógrafo en cuestión. Salma al-Shimi posó con un vestido estilo faraónico bastante ajustado, cosa que las autoridades del país consideraron como ‘una ofensa’.




Las autoridades también están investigando quiénes fueron los trabajadores que dejaron acceder a la modelo y al fotógrafo para realizar la sesión, ya que también serían acusados de incumplir una serie de normas.

Un tribunal indignado

La cuestión es que una gran cantidad de activistas y arqueólogos del país se han enfadado al ver las fotografías, ya que han considerado que es una utilización ‘inapropiada’ de ese entorno ‘lleno de historia’. Así pues, las fotos habrían sido consideradas como una ‘falta de respeto’ a la ‘cultura egipcia’.

Evidentemente, han sido muchas las personas que se han volcado en defensa del fotógrafo, asegurando que las fotos eran completamente normales, como se hacen en otros muchos monumentos del mundo sin que pase nada.

No es la primera vez

Lo más probable es que esto acabe mal para el fotógrafo, como ya ha pasado anteriormente con otros influencers que, acusados de compartir imágenes ‘inapropiadas’, también han acabado entre rejas.

Lo peor de todo esto es que, al parecer, este tipo de tribunales actúa con bastante ‘aleatoriedad’… ¿No conocen su propia historia y todo lo que hizo, por ejemplo, Cleopatra? Eso sí que es tomar la historia por donde les conviene.





No hay ninguna ley que prohíba que se realicen este tipo de fotos delante de monumentos. El único antecedente es la petición del ministro de turismo y antigüedades, Mostafa Waziry, quien, hace un tiempo, pidió a la gente que solicitase permiso a las autoridades para hacer este tipo de sesiones.

Esperemos que todo esto se resuelva de la mejor forma para este fotógrafo.

A vosotros, ¿qué os ha parecido este caso? ¿Creéis que este tipo de detenciones están justificadas? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Upsocl.