El sector de la hostelería es uno de los más afectados por la pandemia que ha asolado terriblemente nuestra forma de vida. La sociedad, poco a poco, se está recomponiendo de la tormenta y, hasta hace muy poco, de hecho, muchos restaurantes de España, por confinamientos autonómicos u otros factores, no podían abrir. Algunos, incluso, no lo harán ya nunca. Esto, que muchos ya sabréis, es importante tenerlo muy presente para entender nuestra historia de hoy.

Hace unos días, el restaurante Topik de Barcelona compartió unas capturas de pantalla en su cuenta de Twitter, cuyo contenido ha hecho que se viralicen por toda la red. La gente se ha volcado en solidaridad con este establecimiento… ¿El motivo? La respuesta que le dio el propietario del local a unos ‘influencers gastronómicos’ que pretendían ‘comer gratis’ a cambio de darle ‘publicidad’ al establecimiento.




¿Son todo ventajas?

Como podemos leer en los mensajes, lo cierto es que los ‘influencers’ fueron muy educados a la hora de hacer su petición… pero eso no les sirvió de mucho. En esencia, ellos pedían comer ‘los mejores platos’ a cambio de unas publicaciones, cosas que, al parecer, ya habían hecho con otros restaurantes del estilo:




“Como usted sabe, hoy en día tener visibilidad en las redes sociales es fundamental para conseguir nuevos clientes o para repetir existente”, empieza el mensaje de la pareja que, al parecer, lleva la cuenta de Instagram en cuestión.

Después de decirles cuántos seguidores tenían, pasaron a explicar la ‘gran oportunidad’ que le estaban planteando al restaurante: “Tener vuestro restaurante en nuestro perfil es una gran oportunidad de captar una nueva clientela”.

A continuación, explicaban que la publicidad consistiría en subir posts, stories y artículos con los mejores platos de comida del restaurante, los cuales se les ofrecerían a ellos de forma totalmente gratuita (a cambio de lo ya mencionado).

La respuesta del propietario

Y si algo nos ha llevado hasta aquí es la respuesta que dio el restaurante a todo esto: ”¿Os habéis dado cuenta de que hay una pandemia vigente y que los restaurantes en Barcelona estamos en aforo limitado al al 30% y limitaciones horarias? Os lo digo porque pedir a estas alturas me parece un poco de falta de empatía por vuestra parte”, comenzaba el texto.




Después de cuestionar que ahora seamos ‘mejores personas’, el propietario pasa a explicar la situación precaria en la que se encuentran: “Llevamos desde el mes de marzo perdiendo 50 mil euros, ¿te crees que me quedan ganas de invitar a alguien? Tengo mis trabajadores al ERTE sin cobrar, un poco de por favor, ¿no?”, el mensaje concluye con un: “Las cosas se hacen por desinterés sin esperar nada a cambio”.

Decían que seríamos mejores personas

En el momento en el que estamos escribiendo estas líneas, el tweet ya acumula más de 5.400 likes, 1.700 retweets, además de un montonazo de mensajes, la mayoría de ellos en apoyo al establecimiento.

A vosotros, ¿Qué os ha parecido la petición de estos dos ‘influencers’? ¿Creéis que es algo legítimo o que se han pasado de ‘listos’? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: El Huffpost.