Sin duda, ‘Friends’ es una de la sitcoms más emblemáticas de la historia de la televisión y, de hecho, 25 años después del estreno, todavía sigue emitiéndose en algunas cadenas y triunfa en la nueva vida que le han dado las distintas plataformas de streaming donde podemos encontrarla.

Episode 1 Applause GIF by Friends

Eso significa que la serie sigue gustando y enganchando al público, aunque lo más probable es que alguien se la esté viendo por séptima vez. Sin embargo, no ha envejecido igual en todas sus facetas y hay personas que, viéndola a día de hoy, consideran que Ross Geller ya no es tan simpático y patoso, sino que más bien lo ven como una persona con muchos defectos y actitudes tóxicas.

Razones a favor…

Uno de los argumentos que se están usando para decir que Ross era el amigo tóxico del grupo es el hecho de cómo trata a Rachel durante sus “idas y venidas”. Cuando en la segunda temporada Rachel decide volver a intentarlo con Ross, él conoce a una chica de forma casual y, en vez de decírselo, recorre toda la ciudad y hace todo tipo de peripecias para evitar que Rachel descubra que, en mayor o menor medida, la engañó.

Lejos de asumir responsabilidades

Cuando finalmente se entera de todo, Ross no asume su responsabilidad y adopta una actitud que todos reconoceremos como tóxica, dedicándose a culpar a Rachel de todo.

Pero ese no es el único argumento, ya que algunos detractores de Ross dicen que estos comportamientos se repiten a lo largo de la serie. A todos nos sorprendió su rápida decisión de casarse con Emily, pero todo apuntaba al desastre al ver cómo Ross se iba a casar con otra persona pese a que estaba claro que todavía tiene sentimientos por Rachel.





La relación con su hijo

Por desgracia, estas actitudes de Ross no se limitan a las relaciones románticas y las críticas también apuntan a lo poco que se hacía cargo de su hijo Ben, ya que pese a no tener su custodia lo cierto es que solo lo vemos en 24 capítulos de la serie.

¿Realidad o exageración?

Es interesante hacer un análisis real del comportamiento de los personajes de una serie para saber lo que realmente representan, pero en algunas ocasiones corremos el peligro de sobreinterpretar lo que vemos ya que, por poner un ejemplo, seguramente las pocas apariciones de su hijo no se deben a ser un mal padre, sino simplemente a que la serie no quería que Ben participase en exceso en la serie y solo se usase de forma puntual en algunos capítulos y escenas.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: as.com/epik

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE YO CONTROLO 🎥