Seamos sinceros, muchos vemos más First Dates por esas parejas que no funcionan que no por las que sí, ya que a menudo esas nos ofrecen un nivel de salseo más elevado. Sin embargo, en uno de los últimos programas de First Dates, pudimos “disfrutar” del encuentro entre dos personas realmente peculiares que, pese a ser distintos, encontraron unos puntos en común muy “especiales” que hicieron que la chispa surgiese entre ellos.

Amistad con derecho a roce y amistad

Ángel venía desde Mas de la Matas (Teruel) y su carta de presentación consistió en decirle a Carlos Sobera lo siguiente: «Busco una relación seria, pero que la chica que venga no sea celosa y que sea amiga de mis otras amigas. Tengo amigas con derecho y amigas, amigas», algo que nos hacía pensar que seguramente le resultaría complicado encontrar una pareja poco celosa con esos principios.

Pero de todos modos, también explicó de forma muy peculiar que por amor sería capaz de dejarlo todo. “Si entra por la puerta del restaurante una chica con un buen trasero, igual rompo con todas las amigas que no fueran amigas, amigas».

Natalia también venía de un pueblo pequeño llamado Cabezón de la Sol (Cantabria) y de entrada ambos se llevaron una buena impresión del otro. «La primera impresión ha sido buena porque tiene buen cuerpo, es guapeta… y está buena«, decía él. «Tiene pinta de ser fiel», contaba ella. Así que se sentaron en la mesa y se pusieron a hablar sobre lo que tenían en común.

El roce de la tauromaquia…

El hecho de que los dos proviniesen de pueblos pequeños supuso un nexo de conexión y, aunque a ella no le gustó la afición de Ángel por los toros (lo que él definía como «una tradición, un arte«), la cosa se relajó cuando empezaron a hablar sobre música y política.

Y de los celos

También hablaron del amor y de sus experiencias pasadas. «Yo por ejemplo soy muy celosa, soy super celosa, porque soy muy desconfiada, he tenido tantas malas experiencias que me han hecho desconfiar», explicaba Natalia. «De las amigas con derecho a roce debería tener celos, pero eso se acaba aquí«, decía él ante las cámaras.



En cuanto a lo musical, los dos mostraron un amor (ya casi obsoleto) por la música de Manolo Escobar. Y en cuánto a lo político, Ángel dijo que no votó en las últimas elecciones, pero que le gustaba Santiago Abascal. Eso hizo que Natalia se pusiese contenta con la respuesta de su cita y explicase que ella votó a VOX.

Al final de la cita era obvio que los dos querían tener una segunda, aunque reconocieron que seguramente la tendrían bastante más cerca de sus casas.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: 20minutos