A menudo vemos cómo se convierten en virales vídeos y memes que no tienen ningún sentido con bromas con tantas capas de ironía que ya no sabemos en qué punto estamos. Sin embargo, también se viralizan vídeos de los que gustan a todo el mundo; esos que da igual si tienes 20 o 60 años, todos los disfrutamos por igual.

Este es el caso del vídeo de un bebé de solo 10 semanas que sorprende a todo el mundo por su precocidad a la hora de hablar. Mientras la abuela grababa al bebé junto a su madre, el pequeño Roan dijo “I love you” (te quiero) y todo el mundo quedó estupefacto ya que, si de por sí ya aplaudimos cualquier cosa que hace un bebé, cuando logra hablar con solo 2 meses es como para hacerle un ola y darle directamente el título de la guardería.

Muestras de amor

El vídeo empieza con la madre, Kesia Cameron, una joven que vive en Nueva York con su hijo Roan de 10 semanas, mimando y cuidando a su hijo mientras le dice que le quiere. Es entonces cuando el bebé sorprende respondiendo, aparentemente, “I love you” con una dicción bastante correcta teniendo en cuenta de que hablamos de un bebé que lleva poco más de dos meses en el mundo.

Diversidad de opiniones

En Internet siempre han triunfado los vídeos de bebés y han competido desde un inicio por el amor incondicional de las redes sociales. Con lo cual no es extraño que este haya triunfado tanto, además, este tipo de vídeos siempre van acompañados de muchas polémicas y opiniones variadas y este caso no ha sido una excepción.

 

Obviamente, hay muchos incrédulos que dudan de la veracidad del vídeo o que dicen que el bebé no dice eso, simplemente balbucea y la gente es la que escucha lo que le dicen que debería oír.



A continuación, os dejamos el vídeo para que podáis juzgar lo que dice (o no) por [email protected] [email protected]:

En cualquier caso, el vídeo es realmente enternecedor y ha generado sorpresa en todo Internet por el, por lo menos, intento que hizo el bebé para hablar y comunicarse con su madre.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: milenio