‘¡Ahora caigo!’ es uno de los programas más vistos, seguidos y divertidos de la televisión actual… y no es que tenga poca competencia, precisamente. La clave de ese éxito, independientemente del formato en sí, tiene nombre y apellido: Arturo Valls.

El presentador valenciano ha conseguido hacerse suyo el espacio que le proporcionó Antena 3 hasta un punto, que ya sería imposible imaginárselo sin él. Sus grandes ‘chistes malos’ y su conexión con el público han dotado al concurso de una identidad única que le ha valido el fiel cariño del público.

Un formato inmutable de éxito

Ya llevan casi diez años en pantalla y la audiencia no hace más que aumentar cada nueva temporada… y esto es algo que no es fácil en absoluto. Y es que todo lo que tiene ‘¡Ahora caigo!’ de divertido lo tiene de rígido: el formato del programa apenas si ha cambiado en más de 2.000 programas.

Las normas que tienen que seguir los concursantes son muy estrictas y claras, por no hablar de que, en realidad, son sencillísimas… por eso, sorprende tanto lo que ha pasado recientemente.

El día de ayer, una concursante se saltó una de las normas más básicas y esenciales del concurso, dando así una ventaja total a su rival en la primera ronda del enfrentamiento que estaban llevando a cabo.

Una respuesta para desconcertarlos a todos

La pregunta con la que se inició la ronda era muy simple: «Según el refrán, ¿qué animal busca la sombra en febrero?». La respuesta tenía que darla Feredu, quien se encontraba en las trampillas exteriores, las que rodeaban la central, en la que se encontraba Marina, la aspirante de ese momento.

Aquí os dejamos con el vídeo del momento:



Por algún motivo que se nos escapa a todos (probablemente, inducida por los nervios y la presión del momento), fue Marina la que contestó: «Perro», exclamó a los cuatro vientos.

Nadie daba crédito

Todo el mundo se quedó completamente helado con lo que acababa de pasar. El público y sus compañeros de programa estaban con la boca abierta y a Valls se le iban a salir los ojos.

Arturo, como siempre, supo tomarse la situación con bastante sentido del humor: «¡Anda! ¿Tú te llamas Feredu?». Marina, pobre, solo alcanzó a decir: «Madre mía, la primera en la frente».

Entonces, Valls le explicó que se acababa de llevar un récord del programa: «Casi diez años, dos mil programas, pero no nos acordamos de que siempre empieza el de fuera. Le has regalado esta pregunta», le aseguró el presentador.

El programa, a partir de ese momento, siguió con normalidad: después de dos rondas más, Marina consiguió derrotar a Feredu, a pesar de que ya le había regalado una pregunta. Después de unos cuantos combates y vencer a varios rivales, acabó por caer también a lo más profundo del pozo. Otra vez será.

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta ‘metedura de pata’? ¿Qué habríais hecho vosotros en su lugar? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: 20 minutos.