Donald Trump está enfrentando sus dos últimos meses como presidente de los Estados Unidos. Su derrota ante Biden ya está más que consolidada y, a partir de ahora, solo nos queda especular con lo que será del futuro del polémico magnate americano.




Una de las cosas que más portadas está ocupando es todo lo referido al matrimonio de Trump con Melania, ya que se ha especulado mucho con el hecho de que ella podría estar planteándose pedirle el divorcio al presidente… y esto es algo que no sorprenderá a nadie: en las cámaras, más o menos mantienen la compostura, pero se sabe que, de puertas para adentro, ese matrimonio está más que muerto.

Una crisis inevitable

Ahora que Trump dejará de ser el mandatario de la primera potencia del mundo, Melania podría haberse decidido al finOmarosa Manigault Newman, exasesora de la Casa Blanca, fue una de las primeras en no mostrar dudas a este respecto.




“Está contando cada minuto para divorciarse. No podía separarse en periodo de elecciones, pues él hubiera encontrado la manera de devolvérsela”, aseguró Omarosa, cosa que, como os podéis imaginar, disparó todas las alarmas.

Las últimas apariciones públicas de la pareja han sido tremendamente frías, evitando entre ellos cualquier tipo de contacto físico; sin siquiera cruzarse. Y es que, en esta posible ‘batalla legal’, parece que es Trump el que más tiene que perder.

Un acuerdo prematrimonial millonario

Él y la modelo eslovaca tendrían un acuerdo prematrimonial millonario que, al parecer, perjudicaría bastante al empresario.




Según lo que se sabe de este acuerdo, el actual presidente en funciones deberá abonar 50 millones de dólares en el momento de la separación, cosa que podría darse al día siguiente de que Donald Trump saque sus cosas de la casa presidencial el próximo mes de enero.

50 millones de dólares… pero eso no es todo

No se irá de vacío

En el acuerdo, además, se contempla que, aparte de la millonaria suma de dinero, Melania podrá quedarse también con todos los regalos que el empresario le haya hecho a lo largo de su matrimonio, como joyas (no pocas) y una gran cantidad de vestidos de lujo que valen una millonada.

Y una cosa fundamental con la que se quedaría Melania sería con la custodia de Barron, el hijo de 14 años que tienen ambos en común. Ella, al aparecer, figura como la ‘cuidadora principal’ del niño, por lo que parece que habría poca discusión a este respecto. ¿Cómo le sentará esto a Trump? Ya sabemos que, cuando se trata de perder, no lo lleva demasiado bien…

también se incluyen los regalos, joyas y vestidos de lujo

Repetimos que todo esto son especulaciones, ya que no se sabe a ciencia cierta si Melania llevará adelante el divorcio… pero las evidencias son las que son, y hay demasiado sonido para que el río no lleve absolutamente nada.





Lo previsible es que todo esto explote cuando Joe Biden asuma la presidencia, momento en el que Trump también tendrá que hacer frente a una gran cantidad de problemas legales que, a lo largo de estos años, habían estado parados por la presidencia de Donald.

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto? ¿Pensáis que Melania, cuando pueda, se lo sacará de encima? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Upsocl.