Andrés García-Carro, a sus 88 años, se ha convertido en una de las estrellas indiscutibles del panorama ‘instagramero’ español. Nacido en A Coruña, recientemente ha saltado a la ‘fama’ gracias a su aparición en el videoclip de la última canción de C Tangana, «Tú me dejaste de querer».




Él ha confesado ser un gran admirador de la música del artista madrileño y, al igual que su ídolo, es un auténtico maestro a la hora de posar como si de un ‘rey del barrio’ se tratase. Tras casi nueve décadas de vida, Andrés posa sin complejos para las agencias de moda y, como podréis ver más adelante, no tiene miedo a quitarse la camisa; nada lo detiene en su sueño de ser modelo.

La culpa es de la nieta

La responsable de todo esto es la nieta de Andrés, Céline, quien trabaja para una revista francesa de moda llamada L’Officiel. Ella empezó a compartir fotos de su abuelo posando y, de la noche a la mañana, y acumulaba casi 10.000 seguidores en su cuenta de Instagram.




En Instagram, donde ahora mismo acumula 12.300 seguidores, ha sido bautizado, con muy buen criterio, como The Spanish King… y es que, después de ver sus fotos, cualquier podría pensar que este hombre tiene lazos con la realeza, porque ese estilo para posar no es ni medio normal.

En una reciente entrevista para La Voz de Galicia, el modelo confesaba que no le daba miedo la exposición a la que se estaba sometiendo: “A mi me dan igual las críticas. De momento no me han llegado muchas, sino halagos. Pero si llegan, no me molestarán. Yo me lo paso bien, que es lo importante”, aseguraba.

Solo piensa en su felicidad

Andrés también confesó que, a su edad, ya le daba absolutamente igual lo que podían decir los jóvenes de sus posados y, que si lo seguía haciendo, era porque se lo pasaba francamente bien posando.




Lo curioso es que, en el pasado, él no se había dedicado de forma profesional al modelaje. Estuvo trabajando en varios países de América latina como Argentina o Uruguay, pero siempre había sido un gran amante de la moda, por lo que ahora está muy contento de poder dedicarse a ello.

Viviendo la ama tardía

Ahora, este casi nonagenario modelo se ha convertido en todo un profesional de Instagram. Los posados y las sesiones de fotos se han convertido en su día a día y, como habéis podido ver en sus fotografías, lo cierto es que no se le da nada mal.

Si algo caracteriza su trabajo es que siempre va hecho un pincel: “La ropa que tú llevas dice mucho de ti, siempre he procurado sentirme elegante y bello”, reconocía al diario gallego antes de finiquitar: “Como tú te sientas es como te va a ver el mundo”. Lo único que podemos hacer es aplaudir a este señor.

«siempre he procurado sentirme elegante y bello»

Por lo demás, este abuelo modelo asegura que su forma física se debe a una buena genética y a una alimentación sana y cuidada, sin excesos. También reconoce que sigue teniendo mucha actividad física.

Lo que más le está gustando a Andrés de esta nueva vida es que, gracias a haberse convertido en un ‘influencer’, ha podido conocer a mucha gente influyente del sector de la cultura, viajar mucho y asistir a eventos de moda. ¿Su último sueño? Agarraos a la silla: ser el malo de una película de Tarantino: “Con eso ya, me retiro”, sentenciaba.





A vosotros, ¿qué os ha parecido la historia de este particular modelo? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Vanguardia.