Como suele pasar con este tipo de cosas, la mujer que tiene el título de “las manos más largas del mundo” lo ostenta debido a una dolencia que, lamentablemente, es muy dolorosa para ella.

Duangjay Samaksamam es una mujer de 65 años que vive en Tailandia, concretamente en la provincia de Surin y, desde que tenía 9 años, sus extremidades han estado siempre hinchadas.




Un día a día muy duro

Tareas diarias que para todos son simples como peinarse, lavarse o cepillarse los dientes son realmente difíciles para Duangjay que sufre esta afección de macrodistrofia lipomastosa, única en el mundo.




“Mis manos son tan pesadas que apenas puedo levantarlas para peinarme o lavarme el pelo, es muy difícil. Vestirse también es muy difícil y doloroso”, explica Duangjay.

Los primeros años fueron los peores

Duangjay Samaksamam vivió sus primeros años avergonzada de su condición y no quería que nadie la viera, pero al cumplir los 20 años tuvo que “salir de su habitación” para llevar la tienda familiar y cuidar a sus padres que ya estaban en una edad avanzada.

Obviamente, muchos médicos se interesaron por su dolencia y han querido realizar cirugías para reducir la hinchazón pero, por desgracia, no han encontrado la manera; de hecho, muchas de esas intervenciones empeoraron su situación.




Muchas operaciones, pero ninguna solución

Duangjay explica cómo ha pasado de cirugía a cirugía sin éxito: “Durante la primera cirugía los médicos no retiraron el tejido completo. Solo abrieron mi brazo para verificar. Dijeron que no era algo demasiado grave, a pesar del tejido grueso y espeso en el lugar, entonces no removieron nada por miedo a dañar mis nervios. Tras cinco meses, mis muñecas comenzaron a doler mucho. No podía dormir”.

“Algunos médicos dijeron que la única solución era cortarme las manos si quería caminar libremente. Pero no quiero hacer eso”.

A día de hoy, Duangjay vive con su hermana y su sobrina que la ayudan a superar el día a día y la mujer ha aceptado que, seguramente, su rara enfermedad no tiene cura y que lo mejor que puede hacer es seguir adelante con su vida y disfrutar de su familia y negocio.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: upsocl