Jamie Christian Johal puede abrir nueces apretando sus nalgas. Este británico se ha convertido en uno de los culturistas más famosos del mundo, hasta el punto de que ya ha sido bautizado en la red como ‘el Superman del Culturismo’… y no se trata de un apodo gratuito: es una mole de músculos, venas y sudor.




Ya de por sí su ‘base’ era muy buena: mide casi dos metros de altura y, en la actualidad, pesa casi 140 kilos. Recientemente, este deportista explicó en qué consistía su rutina alimenticia para poder mantenerse así… y dejó a todo el mundo con la boca abierta: consume 6.400 calorías al día para no quemar músculo, lo que le supone un gasto en comida de unos 300 euros a la semana.

 




Moldeado a base de calorías y pesas

Su cuerpo se ve diariamente sometido a grandes esfuerzos, antes de lo que consume grandes cantidades de calorías. Y no es que consuma estas calorías de forma puntual (la dieta hipercalórica de Michael Phelps antes de los Juegos Olímpicos implicaba la ingesta de 10.000 calorías), sino que es algo que Jamie hace CADA DÍA.

Una dieta para conquistarlos a todos

En una reciente entrevista para The Sun Sports, el culturista daba un aproximado de lo que podía ser uno de sus menús diarios, compuestos por 7 comidas repartidas a lo largo de la jornada, y que, ya os avisamos, es inasumible para la mayoría de los mortales:

  1. Avena, mantequilla de almendras, proteína en polvo y plátano
  2. Carne de pavo y pasta
  3. Crema de arroz y proteínas en polvo
  4. Wafles de arroz, mermelada y plátano
  5. Hamburguesa de carne picada con patatas cocinadas al horno
  6. Salmón con pasta
  7. Batido alto en calorías.

Todo esto dejando entre cada comida unas 2-3 horas de margen… ¡Se pasa todo el día comiendo!




Y es que Jamie no pretende parar… sino todo lo contrario: quiere aumentar, poco a poco, su ingesta para, de cara al año que viene, subir todavía más de peso:

“El año que viene, la meta es llegar con 4,5 kilos más de peso, lo que me llevará a pasar de los 140 sobre el escenario. Quiero estar al 100 por ciento para el Olympia 2021”, admitía en su entrevista.

Tortilla con chocolate negro

Uno de los principales problemas con los que se ha topado este ‘superhombre’ es que, a la larga, le ha empezado a costar encontrar formas de mezclar los diferentes alimentos que tiene que ingerir a diario. En su entrevista a The Sun Sports reconocía que, en ocasiones, llegaba a hacer auténticas… locuras:

“Esta mañana comí una tortilla, pero no pude decidir qué quería encima. Así que en una mitad tomé salsa de tomate y mostaza, pero en la otra comí chocolate amargo”, contaba sin ruborizarse (como para decirle a la cara que está loco…)

Su objetivo está claro: superar los 140 kilos para el próximo campeonato del mundo y, así, hacerse con el primer premio… y es que, después de verlo, no creemos que lo tenga muy complicado.





“El cuerpo es un animal complejo a veces y una preparación puede ser muy diferente a la siguiente. Se trata de trabajar juntos (mente y cuerpo), transmitir los pensamientos de los demás, ser honestos y, sobre todo, trabajar juntos”, aseguraba este escultor de músculos.

A vosotros, ¿qué os ha parecido la historia de este hombre? ¿Seríais capaces de comer esto durante una semana? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Cuatro.