Nuestro gozo en un pozo: el cohete Vega, que portaba en su interior el satélite español Ingenio, se desvió de su trayectoria esta madrugada poco después de despegar, perdiéndose así en el espacio y acabando, al menos de momento, con nuestro sueño de tener un satélite dándole vueltas a la Tierra.




8 minutos fue todo el tiempo que el cohete consiguió estar en el aire antes de romper en mil pedazos nuestros sueños espaciales… pero bueno, hay que ver siempre el vaso medio lleno y este puede ser solo el principio de una futura y exitosa carrera espacial (crucemos los dedos).




Y voló…

Los motores del cohete se pusieron en marcha a las 2:52 hora peninsular española desde la base espacial de Kurí, en Guayana Francesa, donde estaba previsto el lanzamiento.

Los motores de despegue funcionaron correctamente pero, ya en el aire, el motor Avum, de la segunda etapa, dio un fallo que hizo que la nave se desviase fatalmente de su trayectoria. Hay que decir (por si consuela a alguien), que en ese cohete también iba el satélite Taranis, del Centro Nacional de Estudios Espaciales francés (CNES).

Stéphane Israël, el Director Ejecutivo de Arianespace, compañía a cargo de la fabricación del cohete, pidió disculpas a todos los afectados en su cuenta de Twitter: “Estamos trabajando con nuestros socios de Avio para analizar los datos de la anomalía en el cohete VV17. Pedimos disculpas a nuestros clientes ESA, CDTI y CNES”.

Reírse de uno mismo es muy español

Pero ya sabéis que, a pesar de todo lo malo, en Internet se aprovecha todo y, poco después de anuncio del desastre, Twitter empezó a llenarse de memes en los que, como ya podéis imaginar, se parodiaba el hecho de que ‘un satélite español’ se hubiese ‘desviado’… y se hubiese ido al garete. Cuando se trata de reírnos de nosotros mismos, somos los mejores.




Aquí os dejamos un recopilatorio con los mejores memes del momento:





A vosotros, ¿qué os ha parecido este galáctico accidente? ¿Creéis que a la próxima lo conseguiremos? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Vanguardia.