La segunda temporada de ‘La Isla de las Tentaciones’ ha sido una auténtica locura. Cuando nadie esperaba que pudiese superar a la primera (con todo lo de Fani y Christofer), resulta que no solo la igualó: la superó en muchos aspectos. Y es que casi todo el mundo esta temporada tuvo algo que decir.

De entre todas las parejas que consiguieron robarse unos cuantos minutos de pantalla, la de Pablo y Mayka se llevó alguno de los momentos más ‘tristemente divertidos’, todo gracias, en parte, a ese protagonista inesperado que resultó ser Rosito.




Todo salió tremendamente mal

Llegaron al programa para que ella pudiese ganar algo de confianza con su pareja, de quien no se fiaba, ya que aseguraba que esta era una de las ‘tareas pendientes’ que tenía. Él, por su parte, estaba muy enamorado de ella y, simplemente, quería reforzar lo que sentía por ella… y la cosa se torció bastante: ella no tardó en serle infiel con Óscar, su tentación, y él se pasó todo el programa lamentándose por las esquinas. Al final, cada uno se fue por su lado (después de que el oso de peluche ardiese en las llamas).




Después de varios desencuentros en platós con su expareja, en los que se vertieron acusaciones de todo tipo (el pack clásico de Telecinco, por resumir), Pablo ha decidido que es momento de ponerle fin a su calvicie haciéndose un injerto capilar que ha dejado sorprendido a todo el mundo.

Ha compartido el cambio con sus seguidores

“Voy a hacerme el trasplante capilar. A tiempo de raparme siempre estoy. Voy a dejar el móvil en breves, ahora os iré contando todo el proceso”, anunció hace unos días en su cuenta de Instagram en la que, por cierto, ya acumula casi 200.000 seguidores.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de TVCINCO (@tv.cinco)

Después de anunciar esto, como os podréis imaginar, la gente se quedó enganchada a las redes sociales para ver si, por un lado, era verdad lo que decía y, por el otro, para ver el resultado en caso de ser cierto. Los más pacientes tuvieron una recompensa en forma de confirmación: el injerto era de verdad.

 




Roma no se hizo en un día

“Me estáis preguntando mucho. Todavía voy lento y mareándome con la anestesia. Por ahí veis algo ya”, explicó al reaparecer en las redes sociales horas después de que le realizasen el ‘remoquetado’.

Al cansancio de la operación hubo que sumarle el necesario cuidado que tenía que aplicar sobre su cabeza, por lo que pidió a sus seguidores algo de paciencia con él: “Esta noche voy a dedicarla a informarme bien de todo lo que tengo que hacer, del cuidado, de hacerlo bien, no quiero cagarla. Mañana os explicaré y os enseñaré mejor, que sé que tenéis morbo. Tenéis curiosidad, es lógico”.

Pablo, en un vídeo subido ayer a su cuenta de Instagram, ha asegurado que la operación fue bastante larga (unas seis horas), pero considera que todo valió la pena, ya que este era un tema que desde hacía tiempo le acomplejaba: «Mi intención es que cuando me dé un foco no me brille la cabeza», aseguraba. Ahora que ha tenido el tiempo y el dinero para hacerlo, se ha lanzado de cabeza.

«Mi intención es que cuando me dé un foco no me brille la cabeza»

 





Aquí os dejamos el vídeo en el que el propio Pablo explica toda su experiencia:

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de PABLONEZ 👑 (@pablonezdj)

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta nueva ‘aventura’ de Pablo? ¿Creéis que le quedará mejor así o lo preferís con su ‘look clásico’? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Mundo Deportivo.