Muchos podemos pensar que consumir picante no es algo saludable, ya sea porque es agresivo para nuestro estómago o porque creemos que no puede ser bueno algo que pique tanto. Sin embargo, recientemente unos estudios han revelado que el consumo de picante puede ayudarte a vivir más.

Aunque es cierto que el abuso de picante va asociado con distintas enfermedades gastrointestinales, una investigación ha revelado que el chile tiene propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y reguladoras de glucosa por el compuesto que le da el sabor, la capsaicina.

Menor mortalidad

Todo eso hizo que los científicos se planteasen si el chile tenía algún tipo de relación con la disminución de riesgo de enfermedades cardiovasculares o cancerígenas. Y usando bases de datos de salud reconocidas, vieron que se podía asociar el consumo de picante con la prevención de algunas enfermedades.

Según esos estudios, la gente que come ají sufre un 26% menos de mortalidad causada por enfermedades cardiovasculares. Aunque los científicos especifican que el estudio no es definitivo, determinan que es muy posible que las personas que consumen picante tengan vidas más largas que aquellas que no lo hacen con tanta frecuencia.

La relación nutrición-salud

Nos sorprendió descubrir que, en estudios publicados anteriormente, el consumo regular de chile se asoció con una reducción general del riesgo de muerte por cualquier causa, enfermedades cardiovasculares y cáncer. Esto destaca que los factores nutricionales pueden tener una función importante en la salud general”, explicó Bo Xu, uno de los autores principales del estudio.

Resultados limitados

El motivo por el cual el resultado del estudio no es del todo fiable se debe a las limitaciones en la muestra. Y es que el tipo de picante y la cantidad de picante que consumían los participantes variaba mucho haciendo que fuese muy complicado determinar cuáles eran las propiedades de esos alimentos que hacían que la esperanza de vida fuese más alta.



Se desconocen los motivos y mecanismos exactos que podrían explicar nuestros hallazgos. Por lo tanto, es imposible afirmar de manera concluyente que un mayor consumo de chile prolongue la vida y reduzca las muertes”, dijo Bo Xu.

De momento aún quedan datos por analizar y los resultados completos serán presentados durante las Sesiones Científicas 2020 de la Asociación Americana del Corazón.

Como hemos dicho, aunque los resultados no son concluyentes, la posibilidad de que el picante alargue nuestra vida hace que valga la pena comer algún alimento que pique, por lo menos de vez en cuando.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: vix.com