Por desgracia, es muy probable que alguna vez hayáis escuchado a alguien decir que respeta y no tiene ningún problema con los homosexuales y el colectivo LGTBIQ+, pero que, sin embargo, no le gusta que los gays tengan pluma.

Este tipo de discriminación popularmente conocida como “plumofobia” es un problema más grave de lo que parece y con el que las personas homosexuales llevan mucho tiempo lidiando, ya que indica claramente que la persona que hace el comentario es homófoba y solo “tolera” a los homosexuales si se comportan como esa persona considera que se tienen que comportar, sin respetar cuál puede ser su forma de ser, hablar y actuar.

Es por eso que “tu mamarracha de confianza”, el humorista en redes sociales Germán Sánchez, subió un breve monólogo de unos dos minutos en Instagram titulado “¿Y qué si tengo pluma?” donde quiso denunciar este tipo de comentarios y actitudes y donde ya acumula más de 160.000 reproducciones y 24.000 “me gusta”

Germán empieza su vídeo con un tono irónico y diciendo lo siguiente:

«Hola, coleguis. Hoy tengo un mensaje muy importante que daros, sé que es algo que no os esperáis. Sé que es algo que va a cambiar la forma en la que me veis. Sé que es algo impensable viniendo de mí: soy gay. Soy mazo de gay».

Pero entonces fue directo al centro del problema haciendo hincapié en el hecho de que su forma de ser hacía un poco más evidente su sexualidad:

«A ti no te sorprende que yo sea gay porque tengo lo que se conoce comúnmente como mucha pluma».



A continuación, os dejamos el clip de Instagram para que lo podáis ver por vosotros mismos:

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de GER (@gersanc_) el

Como habéis podido comprobar, el monólogo señala que esos prejuicios no afectan solo a los homosexuales y que, de hecho, son la proyección de muchas actitudes perniciosas que afectan a las mujeres y que los homosexuales también han heredado. Sin embargo, el vídeo de Germán no es solo una queja, sino un canto a la autoestima y en contra de la discriminación.

«Me encanta cómo soy, mi pluma y mi forma de expresarme, si vas a criticarme por eso vas a encontrar actividades más interesantes como pintar jabalíes en una cueva».

Al final del vídeo, cuenta que este fragmento forma parte de un proyecto de la campaña de salud sexual creada por XEGA (asociación asturiana de lesbianas, gais, bisexuales y transexuales) que pretende “reivindicar la pluma” y visibilizar los prejuicios sociales que a menudo sufre el colectivo.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: as.com/epic, Germán Sánchez