En 2017, Lucas Turnbloom y su esposa rescataron a un gato de la calle, pero en ese momento no se esperaban que sus vidas cambiarían y que su día a día se vería tan afectado por la aparición de este felino.

Lucas es dibujante de cómics y, al final, se vio obligado a hacer algunos sobre su gato Sweetie porque ocupaba gran parte de su vida en casa.

Por lo visto, estas viñetas empezaron como una broma privada para compartir con su familia y amigos, sobre todo su esposa. Y fue precisamente ella quien le insistió en que las subiese en Internet y ahora mucha gente adora a Sweetie, aunque la verdad es que el gato hace todo lo posible para «ser odiado». 

1Le gusta lo que le gusta

Da igual que les compres juguetes y cosas caras, él siempre preferirá una bolsa o una caja cualquiera.

2A veces no tiene el día

Por mucho que lo quieras acariciar, si tu gato no tiene el día, hará todo lo posible para que eso no suceda.

3No siempre es fotogénico

En ocasiones puedes pensar que tienes la foto perfecta, pero en el último momento se girará para regalarte un primer plano de su culo.

4Necesita espacio



Es una pena tener que dormir así, pero obviamente cogerlo y moverlo no es realmente una opción.

5¿Solo 7 vidas?

Si te tropiezas porque tu gato se cree que tu casa es una autopista, no pasa nada. Cuando caigas se pondrá encima tuyo para demostrarte que le da igual si estás bien o no, solo eres un felpudo más.

6Su actividad

Un gato duerme entre 12 y 15 horas al día, la mayoría durante el día. Así que por la noche sale a hacer travesuras gracias a su visión nocturna. 

 

7El lugar perfecto

Da igual si estás durmiendo, estudiando o comiendo cereales, tu gato encontrará la manera de sentarse tranquilamente en el sitio donde más te moleste.

8Se gestiona la comida

Sweetie es realmente precavido y, como muchos otros gatos, pide comida aunque todavía le quede. ¿Por qué? Por si acaso.

9Tiene distintos modos

Como decíamos, un gato duerme entre 12 y 15 horas al día, con lo cual tiene una infinidad de modos y posiciones distintas para que sepas lo mucho que disfruta de su descanso.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes; segnorasque, Lucas Turnbloom