Ya sabéis lo mucho que nos gustan en esta página los carteles colgados en los rellanos de los edificios. Cada vez que damos con uno bastante loco os lo traemos… y es que la imaginación de la gente a la hora de hacer estas cosas no conoce límites. ¿Vecinos que hacen demasiado ruido al hacer ‘sus cosas’? Los tenemos. ¿Un vecino al que le da por robarse las bombillas de la escalera? Póngame dos raciones. Y es que el protagonista de nuestra historia de hoy va bastante en esta línea.




La realidad supera a la ficción

Recordemos que, para este tipo de carteles, la cuenta de @Líosdevecinos es la mejor. En ella, sus creadores se encargan de recopilar algunas de las situaciones más surrealistas acontecidas en bloques de edificios, demostrándonos que, en la mayoría de ocasiones, la vida real no tiene nada que envidiarle a ‘La que se avecina’.




El inquilino que nos ocupa hoy dejó una nota en la pared con un mensaje muy concreto, dirigido a una persona que, como veréis, no tenía ni una pizca de vergüenza, pero sí bastante talento para la cocina.

Una nota para cocinarlos a todos

Al parecer, al pobre vecino que dejó la nota, de forma voluntaria o no, alguien le sustrajo una bolsa con un pescado que acababa de comprar. En el cartel podemos leer lo siguiente: “El vecino que se quedó con mi bolsa del pescado, por lo menos que nos pase la receta de cómo lo cocinó”.

Evidentemente, podría tratarse de un error o una confusión por parte del otro vecino. ¿Quién deja bolsas con pescado en la escalera del edificio? La cuestión es que el afectado se quedó sin comer carne azul… aunque todavía no estaba todo perdido: todavía podía obtener la receta.

¿Lo mejor de todo? La respuesta que le dejaron:

Lo mejor, comérnoslo gratis. Gracias vecino

La lista de ingredientes es de lo más sencilla (y, al robar el pescado, también barata): los ingredientes son aceite, harina y, por supuesto, el pescado robado. Se empana el lomo y se pone a freír en aceite. Luego se le pone un poquito de limón… y a disfrutar. Lo mejor de la receta es la frase del final: “Lo mejor, comérnoslo gratis. Gracias vecino”.




blinky the simpsons GIF

La publicación ha sido un auténtico éxito y, en apenas un día, ya acumula más de 500 ‘likes’ y más de 140 ‘retweets’… y es que no es para menos: si te roban el pescado, al menos que te den una buena receta hecha con, sobre todo, sentido del humor. Si es que siempre hay que ver el vaso medio lleno.

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta situación? ¿Alguna vez os ha pasado algo parecido con alguno de vuestros vecinos?

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: El Huffpost.