El amor romántico nos dice que por amor debemos aguantarlo todo y que el amor es sufrimiento y sacrificio. Por suerte, poco a poco todo el mundo ya sabe que esas ideas son realmente tóxicas y pueden ser extremadamente peligrosas para una pareja y, especialmente, para la persona que es abusada y sacrificada dentro de ella.

A menudo no nos damos cuenta de los detalles que hacen que nuestra relación sea tóxica, pero a continuación os mostraremos cómo identificar algunas de las señales que podemos detectar.

1Eres solo para mí

Si tu pareja quiere que estés solo con ella y le molesta cuando vas con tus amigos, familia o, simplemente, quieres un rato para ti, es una clara señal de las actitudes posesivas que tiene y que quiere imponer de forma autoritaria.

2Chantaje emocional

Usar el amor para que el otro se sienta culpable es un claro ejemplo de un comportamiento tóxico y nocivo. El amor no entiende de truques o de hacer sentir mal al otro.

3Menosprecios

toxic GIF

Si tu pareja parece competir contigo por todo y solo busca menospreciarte significa, no solo que no te valora, sino que no quiere que prosperes para tener más sensación de “falso” control sobre ti.

Tened mucho cuidado porque estos menosprecios pueden venir disfrazados en forma de “cumplidos”. Estos son algunos ejemplos: “Eres bonita, para alguien de tu peso/talla… Eres muy escandalosa y llena de vida, pero deberías bajarle tres rayitas». 

 



4Control

Como decíamos, al final todas estas actitudes buscan controlar la pareja, decidir donde vais, qué os ponéis, con quién vais. Cosas que, sin duda, deberían ser decisiones individuales y que, aunque obviamente se pueden hablar, no deberían quedar supeditadas a lo que opina un solo miembro de la relación.

5Los celos

Durante mucho tiempo los celos han sido normalizados e interpretados cómo un símbolo de amor. Poco a poco nos vamos deshaciendo de esta noción (aunque queda mucho por hacer) que solo busca potenciar esa sensación de posesión y control.

6Tu privacidad

Es importante que una pareja comparta sus inquietudes, que se expliquen la cosas, etc. Pero también es necesario que haya un espacio importante para la privacidad y que haya una confianza que no dependa del control absoluto.

 

7Agresividad

Obviamente el abuso físico es totalmente intolerable, pero es posible que, aunque tu pareja no te golpee a ti, descargue su agresividad contra objetos y otras cosas. Esa violencia estará dentro de la relación y debería tratarse con la seriedad y la intolerancia que se merece.

Es importante saber que, al final, el amor no es una flecha que Cupido te lanza, sino que podemos decidir con quién estar y pensar si esa persona se merece nuestro tiempo y amor.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: vix.com