Las culturas distintas tienen una forma de vivir diferente y eso no se limita a cosas estructurales como puede ser el idioma, sino que directamente interpretan y ven el mundo de forma distinta.

A continuación, veremos las curiosas costumbres y forma de entender la vida de los pirahã, un pueblo de unas 800 personas que vive siempre el “aquí y ahora”.

1Dormir es malo

Los pirahã se sorprendieron al descubrir que había gente que dormía 8 horas ya que, según ellos, si duermes demasiado puedes despertar siendo otra persona. Aunque también es verdad que dicen que su régimen horario (siestas de una o dos horas) se formó debido a que hay muchas serpientes en la zona.

2El concepto del tiempo

Ideas como “historia”, “tiempo” o “siglo” no existen para ellos y no recuerdan a sus abuelos y la memoria colectiva solo existe mediante el miembro más antiguo de la tribu. Cuando les preguntan sobre qué le pasó a la tribu anteriormente siempre dicen: “Lo mismo”.

3Ni culpa ni vergüenza

Aceptan lo que ocurre con estoicismo y se toman las desgracias como algo que debía suceder. Da igual si uno de los miembros de una pareja pone los cuernos a otro; ninguno de los dos sufre por ello.

4No tienen interés por lo moderno

A estas alturas ya debería resultar obvio que a esta tribu les da igual el mundo moderno. No entiende cómo podemos dormir y comer tanto. Sin embargo, sí que han adoptado algunas de las herramientas para pescar y también usan ropa y platos.

 



5Teología

Este pueblo no tiene ni Dios ni religión, ya que viven el momento y dicen no necesitarlos.

6Sus nombres

Curiosamente, cada varios años todos los habitantes cambian su nombre por uno nuevo y así es como marcan nuevas etapas en su vida.

7Una anécdota curiosa

Un misionero llamado Daniel Everett se fue a vivir con ellos para enseñarles los beneficios y ventajas de la civilización y de Dios, pero conviviendo con ellos se hizo ateo y cambió radicalmente la visión que tenía del mundo.

Este peculiar pueblo es considerado uno de los más felices del planeta ya que no tienen enfermedades mentales como la depresión y otros trastornos. Además, tienen un grado de satisfacción con la vida muy elevado sin necesidad de tomar drogas o antidepresivos.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: genial.guru