Recientemente, un joven de Bilbao llamado Mikel acudió al instituto vestido con una falda, pero uno de sus profesores le llamó la atención y le hizo ir a ver al psicólogo para hablar sobre su forma de vestir. La historia se viralizó en Tik Tok y muchos alumnos de toda España se han unido para enviar un mensaje muy potente a la población.

Antes de ir al instituto con falda, Mikel publicó un vídeo en la misma plataforma en el que explicaba que vio que en otros países había un movimiento feminista que consistía en que los hombres llevasen falda y a él le apeteció hacerlo.

Una ola de solidaridad

Todo iba normal, de hecho, incluso hubo chicas que se pusieron falda para ir en solidaridad con él, pero la calma terminó cuando un profesor paró la clase para hacer que Mikel fuese al psicólogo del colegio que le preguntó sobre si se sentía mujer, pero él respondió lo siguiente:

No me pongo en ningún género, pero si tengo que definirme soy un hombre”.

Ante esta situación Internet se puso manos a la obra y varios jóvenes de todo el país decidieron que el día 4 de noviembre acudirían a clase llevando una falda.

Se sumaron alumnos de toda España

Tik Tok se llenó de vídeos y fotos de gente que iba a los institutos de toda España vistiendo una falda. De hecho, en algunos casos fue el propio instituto quien compartió las fotos para apoyar a sus estudiantes como es el caso del IES Son Ferrer de Mallorca.



Nuestros alumnos en respuesta a una noticia que han visto en las redes donde se hacía bullying a un niño por llevar falda en el colegio. Hoy se ha invitado a todo el alumnado y el profesorado a llevar falda”, dijo el centro a través de Instagram.

Una historia que ha cruzado el charco

La historia ha cruzado fronteras y en Canadá ha habido un instituto que ha hecho lo mismo y que se ha pronunciado sobre esta “polémica” de la siguiente forma:

«El hecho de que un chico lleve falda es un signo de resistencia, de solidaridad y de apoyo a la batalla interseccional por la igualdad de género. La doble moral de cómo una mujer y un hombre deben presentarse a la sociedad es flagrante; si una mujer lleva un traje y unos pantalones, que se asocian con la masculinidad, no se piensa más que en eso.

Estamos en el año 2020 y nosotros estamos abiertos al mundo. Es decir, no aceptamos esa discriminación, homofobia y sexismo. Eso es lo que representa nuestra falda”, dice un estudiante de este instituto canadiense.

Clapping Applause GIF

Actualmente no sabemos si el instituto de Mikel ha hecho nada al respecto, pero está claro que los jóvenes han dado un claro y potente mensaje sobre el respeto y la tolerancia.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: lavanguardia