Ya se está acabando este fatídico año y, a pesar de que estamos terminándolo por lo bajo (la situación sanitaria parece que no acaba de mejorar), lo cierto es que tenemos que mirar al futuro con optimismo. todavía queda mucho por remar, y debemos hacerlo con la mejor de las actitudes si queremos llegar a buen puerto.

Hoy, para ayudaros en este proceso, os traemos una lista con algunas ‘preguntas’ que podríais haceros para acabar este año con la autoestima por las nubes (o todo lo alto que sea posible, claro está).

1¿Qué has descubierto este año?

Hemos pasado mucho tiempo en casa y lo más probable es que hayas adquirido nuevos hobbies y nuevos hábitos. Es importante acogerse a eso para saber que, a pesar de la adversidad, hemos sabido encontrar un momento para aprender.

2¿Cuál fue la mayor sorpresa positiva para ti de este 2020?

Puede que no sea algo superpositivo, pero siempre hay lugar para las cosas buenas, por más que el resto de cosas se nos hayan torcido. Agárrate también a esa cosa buena con la expectativa de que, el próximo año, se multiplique.

3¿De qué te sientes orgulloso?

Tómate el tiempo que haga falta para pensarlo: ¿de todo lo que has hecho, qué te hace sentir más orgulloso? ¿Ayudar a tu familia en tiempos de pandemia? ¿Aprender a tocar un instrumento? ¿Mejorar tus notas en clase? Es importante no despreciar los galones que nos hemos ganado.

4¿Has mejorado tu eficiencia en casa?

Dado que hemos pasado mucho tiempo entre las cuatro paredes que dormimos… ¿has aprendido una forma de optimizar tu trabajo ahí? ¿Has conseguido optimizar tus horas de estudio? Piensa en pequeñas cosas que seguro has mejorado.



5¿A qué te has enfrentado?

Seguramente te has encontrado con situaciones que, en lugar de evitar, has enfrentado con entereza. Esto no siempre implica que el resultado sea exitoso, pero enfrentarse a ellas es el paso más importante. Quédate con eso.

6¿Has pedido ayuda en algo?

Es importante saber que vivimos en una sociedad en la que es fundamental saber pedir. Dejar que nos ayuden es algo que suele avergonzar sin motivo… ¿Por qué avergonzarnos de reconocer que no podemos hacerlo todo? Ese también es un aprendizaje valioso, y más todavía en el mundo en el que vivimos.

7¿Alguna relación personal que te haya sorprendido?

Puede que hayas recuperado el contacto con alguien que hacía tiempo que no estaba en tu vida y, de repente, los planetas se hayan alineado y hayas descubierto cosas en esa persona que ni te imaginabas. ¿Alguien de tu pasado? ¿Un compañero de clase? ¿Un compañero del trabajo? Tengamos presente lo importante que son las relaciones intrapersonales.

 

8¿Has mejorado tu ‘autorregulación’ en algún aspecto?

¿Te vas a dormir más temprano? ¿Comes menos comida chatarra? ¿Haces más y mejor ejercicio? Es importante que no nos olvidemos de las cosas que hacemos mejor (que no bien), para poder seguir en esa línea ascendente.

9¿Qué meta has cumplido este año?

A principio de cada año, por lo general, nos ponemos una serie de metas… a pesar de la pandemia, ¿has conseguido cumplir alguna, por pequeña que sea? ¿Has dejado de fumar? ¿Has empezado a escribir poesía? Cualquier cosa vale y cualquier cosa es igual de importante.

10¿Has renunciado a una meta y has descubierto que no era importante?

Muchos, con todo esto que ha pasado, hemos dejado de lado algunas metas personales que, para nosotros, eran importantes. Pero, en muchos casos, nos hemos dado cuenta que dichas metas, en realidad, eran bastante superficiales y vacías. ¿Para qué quiero comprarme un coche más caro, si he descubierto que es mejor dar paseos en bici con mi pareja? En ocasiones, renunciar a una cosa nos da otra mil veces mejor.

11¿Has cambiado de opinión en algo?

Las crisis, por lo general, nos permiten ver el mundo desde otra perspectiva. En este sentido, puede que opiniones que teníamos sobre temas concretos se hayan visto modificadas, dándonos así cuenta de que, quizás, estábamos equivocados.



A vosotros, ¿qué os han parecido estas preguntas? ¿Tenéis un balance positivo de este año? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: VIX.