A menudo nosotros somos nuestro peor enemigo y nuestros propios pensamientos pueden ser nuestro mayor obstáculo para ser felices y poder aceptar lo bueno y lo malo que nos depara la vida.

A continuación, te mostramos 7 pensamientos tóxicos que pueden afectar nuestra manera de afrontar la vida.

1Pensarlo todo en extremos

Muchas veces somos reduccionistas, pero pensar las cosas en “absolutos” no suele ser algo positivo. No todo es éxito o fracaso. Hay que saber vivir en los grises y simplemente limitarse a avanzar y aprender.

2Generalizar demasiado

De nuevo, dar cosas por sentado y asumir que el mundo es de una única manera no nos ayuda a conseguir aquello que queremos.

3No saber aceptar los cumplidos

Es necesario saber recibir cumplidos. No hace falta que pensemos que la gente solo quiere ser amable y es importante usar esos comentarios para reforzar nuestra confianza y autoestima, dos factores determinantes para avanzar por la vida con paso firme.

4Ser demasiado emocional

Mostrar que somos vulnerables no es nada malo, pero sí que es importante saber valorar la situaciones por lo que son y no exclusivamente por cómo nos hemos sentido al vivirlas. Dar un paso atrás y mirar las cosas con perspectiva es esencial para nuestra salud mental.

5La culpabilidad

Podemos tener la culpa de algo o no, pero lo que sí que es cierto con total seguridad es que debemos lidiar con la culpa y seguir adelante tomando decisiones porque limitarnos a “autotorturarnos” no nos servirá absolutamente para nada.

6Usar expresiones como “debería”, “tenía que” o “habría que”

Este punto va muy relacionado con el anterior. Pensar en que todo lo que nos rodea es una obligación resulta algo muy estresante que hace que constantemente nos culpemos de todo. Puntualmente podemos usarlas para detectar un error o hacer autocrítica, pero quedarnos atascados en ese estado no es una opción.





7Conclusiones precipitadas

Las personas inseguras tienden a pensar mucho sobre lo que opina el resto. Pero al final todo son interpretaciones y actuar siempre según estas interpretaciones puede ser muy peligroso porque unas conclusiones precipitadas pueden hacer que nos equivoquemos gravemente simplemente por el hecho de habernos puesto en lo peor.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: genial.guru

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO