Hay gente que tiene el dinero por castigo. Comprarse un coche de alta gama es algo que no está al alcance de todo el mundo. Esto, que puede parecer una obviedad, es especialmente importante para entender la noticia que os traemos hoy.

¿No os ha pasado que, en algún momento, cuando vuestro coche no enciende, pensáis: ‘es que le prendería fuego’? Pues algo así fue lo que le pasó por la cabeza al bloguero ruso Mijaíl Litvín… solo que él sí tenía el dinero suficiente para hacer de su fantasía una realidad.







Este influencer decidió coger su Mercedes GT63S, valorado en unos 150.000 euros (sin extras), llevarlo a un descampado y prenderle fuego con gasolina mientras se hacía una barbacoa. Esta especie de performance carísima la hizo como forma de protesta a lo que, para él, fue una atención pésima del servicio técnico de la marca.

La cuestión es que Mijaíl, según él mismo contó, ya no podía más con el pobre rendimiento que estaba demostrando el vehículo de alta gama que había adquirido tan solo un año antes. Él, viendo que algo no iba bien, contactó con el servicio técnico de la marca alemana y, por lo visto, la experiencia y el trato fueron nefastos, provocando el enfado monumental que lo llevaría a encender, literalmente, este fuego.

Su Mercedes, adquirido a principios de 2019, habría empezado a darle problemas de repente. Según el influencer ruso, llevó el vehículo a otro taller en el que, al parecer, le detectaron que algunas de las piezas del coche no eran originales, así que decidió llevar esta denuncia a la marca… pero el daño ya estaba hecho.

Gasolina y en cantidades

En lugar de esperar a que todo se solucionase por la vía legal, el instagramer, cargado con varios bidones de gasolina, decidió darle una capa al coche con este combustible fósil y dejar que el fuego lo redujese a cenizas.




El vídeo es espectacular y es que, ciertamente, parece una escena de una película de Werner Herzog. Pura poesía visual en el que vemos a la naturaleza (el fuego), destruyendo la tecnología más avanzada del hombre (el Mercedes GT63S).

En apenas tres días, este vídeo ya acumula más de 10 millones de reproducciones en YouTube por lo que, suponemos, algo de rentabilidad le habrá sacado el furioso conductor a todo esto. Finalmente, Mijaíl se marchó de la zona a lomos de un viejo y destartalado ZAZ, muy famoso en los tiempos de la antigua Unión Soviética. Podéis ver el vídeo en su canal haciendo click aquí.

A vosotros, ¿Qué os ha parecido todo este caso? ¿Pensáis que ha hecho bien incendiando así el coche? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Vanguardia.