La segunda ola que está asolando a nuestro país está siendo un auténtico quebradero de cabeza. Sabíamos que este momento tenía que llegar, pero lo cierto es que nos resistíamos a tener que afrontar esa idea y, sobre todo, no nos esperábamos que lo hiciese tan pronto. Pero ya está aquí y, ahora, toca mentalizarse, por nuestro bien individual, pero también por el del colectivo en el que vivimos.

Según podemos ver en las noticias, algunas de las zonas más afectadas de la península son Madrid, Cataluña, Navarra o el País Vasco… y es que precisamente de este último os venimos a hablar hoy.

La Comunidad Autónoma Vasca está presentando una incidencia acumulada de más de 540 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, lo que resulta un dato muy preocupante, debido, en gran parte, a la rápida evolución que estamos viendo.

Esta semana, hace apenas un par de días, el presidente autonómico, Íñigo Urkullu, tomó una serie de medidas para intentar frenar el avance de la pandemia: durante 15 días, los residentes de esta comunidad no podrán salir de su municipio ni del perímetro de la comunidad a no ser que, evidentemente, sea una salida justificada (se contemplan, al igual que con el primer confinamiento, una serie de excepciones).

La población en general está bastante tensa, ya que, como bien sabemos, este tipo de confinamientos son bastante duros y, a pesar de que resultan bastante efectivos en términos de retención de la pandemia, lo cierto es que resulta normal que la gente esté ya un poco desesperada.

Precisamente por todo esto, es tan importante tomarse las cosas con un poco de sentido del humor… ya que es de las pocas cosas que nos quedan. En este sentido, un usuario decidió consultar a la policía de Bilbao este pasado miércoles una cosa que no le dejaba dormir por las noches:



“Llevo semanas sin tener relaciones sexuales, y justo estoy conociendo a una persona de un pueblo colindante a Bilbao. ¿Podría ir solo para satisfacer mis necesidades?”, preguntaba el usuario.

La policía de Bilbao no dudó en contestar, desde la cuenta oficial del cuerpo de seguridad, a la duda del usuario con la mayor cordialidad… pero también con la mayor de las determinaciones: “Buenas tardes, entendemos su situación, ese tipo de practicas no están reflejadas en las excepciones para cambiar de municipio. Tómeselo como la primera prueba de amor para su posible relación. Le deseamos mucha suerte. Un saludo”.

A las pocas horas, por motivos que se nos escapan, la policía decidió borrar el mensaje… pero lo cierto es que muchas personas ya se habían hecho eco de esas palabras, por lo que no hay ‘eliminar tweet’ que valga en este caso.

A vosotros, ¿qué os ha parecido la inquietud de este usuario? ¿Qué pensáis de la respuesta de la policía? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: El Huffpost.