Mike Tyson es una de las figuras históricas del boxeo mundial. Su carrera encontró su pico a finales de los 80 y principios de los 90 y, gracias a su gran capacidad de lucha (y su afición por las orejas), se convirtió en todo un símbolo de este deporte.

Con el paso de los años, la figura del boxeador con el tatuaje más hortera del gremio se ha ido desdibujando, siendo hoy la sombra de lo que fue en su momento. Polémicas por todas partes y alguna que otra denuncia por malos tratos de por medio, Tyson volverá a subirse al ring el próximo mes a sus 54 años para enfrentarse a Roy Jones Jr… y yo solo espero que llegue al combate merendado, que si no ya sabemos lo que pasa.

Una lucha de Egos

La cuestión es que, hace unos días, en el podcast Hotboxin, Mike confesaba al mundo que, durante años, odió a muerte a Michael Jackson, quien fuera ‘el Rey del Pop’… y los motivos, como no podían ser de otra forma, son muy ‘Tysonianos’.

Según cuenta el luchador de Brooklyn, Jackson le faltó el respeto la primera vez que se cruzaron en persona: “Creo que fue en un concierto en Cleveland, cuando conocí a Michael. Yo estaba con Don King aquella noche. En esos instantes era campeón indiscutible y entonces Michael Jackson vino hacia nosotros y Don le hizo el signo de la paz. Michael lo imitó y ofreció a Don también el signo de la paz; entonces, yo repetí el gesto y Michael bajó la mano. Yo pensé: ‘¿A qué juega? No ha debido verme’. No creía que pudiera estar jugando conmigo porque yo era el jodido campeón”, explicó herido.

Yo pensé: ‘¿A qué juega? No ha debido verme’

Al parecer, Tyson y su compañero continuaron todo el concierto detrás del escenario… y la cosa no mejoró al final: «Yo estaba firmando autógrafos a algunos de los miembros de su equipo cuando acabó el espectáculo. Entonces él viene habla con Don y no me habla a mí”, recordó el boxeador.



Al final, según cuenta Mike, se decidió a ir a saludarlo, ya que él era un gran admirador del cantante… y, por lo visto, la cosa se acabó de torcer por completo: «¿No te conozco de alguna parte? ¿De dónde te conozco?”, le espetó el cantante, cosa que, según Tyson, acabó de ‘aplastar su ego por completo’.

Dos no se pelean si uno no quiere…

Tyson contó que, en ese momento, mientras su sangre volvía a circularle por el cuerpo, lo único que pudo responder fue “Solo soy un fan, es un placer conocerlo, señor”, a lo que Jackson, supuestamente, se limitó a contestar con un frío “Ok”… cosas de famosos.

La cuestión es que, desde ese momento, estos dos no pudieron volver a verse y, según confesó el campeón del mundo, en alguna ocasión rechazó conocer a la estrella del pop que, por aquel entonces, era casi como un dios.

A vosotros, ¿Qué os ha parecido esta lucha de egos? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Razón.