Cuando pensamos en un parque de atracciones la mayoría de nosotros pensamos en montañas rusas y otras atracciones de este estilo, pero el parque más extremo del mundo ha enfocado sus actividades de una forma distinta.

Este lugar basa todas sus atracciones en el miedo a las alturas y en el atrevimiento que requiere a todos aquellos que quieran “subir” en sus simples pero terroríficas atracciones; de hecho, en muchas ocasiones los visitantes deben ser socorridos por el personal de seguridad cuando no pueden terminar una de las actividades debido a que están totalmente aterrorizados.

¿Qué podemos encontrar en este parque?

Wansheng Ordovician está construido en lo más alto de un monte, a 1.300 metros de altura de Chongquing, China. Y es por eso que entre sus atracciones hay columpios que se mecen sobre un acantilado, puentes suspendidos sin barandillas y pasarelas de cristal desde las que vemos el suelo a lo lejos.

  Esta última, por ejemplo, se llama Sky Porch y consiste en una plataforma de cristal en forma de V situada a 300 metros de altura y sostenida por cables de acero. Curiosamente, se puede pasar la noche en ella si eres lo suficientemente valiente como para hacerlo.

Balanceando tu vida

Los columpios, como os decíamos, también son uno de los platos fuertes de este parque. En realidad esta atracción no es más que un simple columpio de toda la vida, pero en vez de estar en tierra firme, cada vez que nos balanceamos quedamos suspendidos en el vacío y hacemos que gritemos nosotros y toda la gente que lo observa.



El puente, solo para valientes

Por último, hablaremos de su peculiar puente por el que debemos pasar sin red ni barandillas (aunque los visitantes llevan siempre un arnés de seguridad) y superar los distintos peldaños que están separados entre sí por distintas distancias que van entre los 0,5 y los 1,2 metros.

Antes de la aparición del Covid este parque era un absoluto éxito en china y recibía más de siete mil visitantes al día ya que redondeaba su oferta con barranquismo, rafting y otras actividades de este estilo en la misma zona que hacen del lugar una escapada perfecta para los amantes del riesgo.

¿Os atreveríais a ir? ¿Cuál de sus atracciones más conocidas os da más miedo?

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: lavanguardia