El método Sakuma está muy de moda pero… ¿qué es exactamente? ¿Cómo se practica? ¿Funciona de verdad o es otra de esas patrañas que nos venden para hacer deporte rápido y sin esfuerzo? Ahora lo veremos.

Los que hablan del Sakuma se refieren a esta práctica más como un estilo de vida que como una técnica deportiva, ya que, si no la acompañamos de una serie de cuestiones… de poco nos servirá (ya te adelanto que tienes que despedirte de la comida chatarra).

lazy the simpsons GIF

El método consiste en la integración de una serie de rutinas deportivas enfocadas a que trabajemos todos los músculos del cuerpo, cuestión fundamental para que podamos quemar grasa, ya que esta nunca se quema de forma localizada.

Como podéis deducir del nombre, se trata de un método japonés creado por Kenichi Sakuma, quien se dedica de forma profesional al entrenamiento personal, siendo una personalidad muy reconocida en su país natal.

Este señor no es cualquier persona: ha trabajado con varias participantes de Miss Universo y Miss Mundo Internacional, a quienes echó una mano para que estuviesen en forma para sendos concursos.

Sakuma desarrolló su propio método, que bebe mucho de la gimnasia sueca, y que repasaremos a continuación. Se trata de una rutina de tan solo 5 minutos y eso sí: no debes saltarte ningún paso.

1Torso y muslo

Para este paso, lo único que tenemos que hacer es recostarnos bocabajo y colocar nuestras manos en la nuca como podéis ver en la imagen. Deberemos juntar los tobillos y elevarlo lo más que podamos, manteniendo esa posición durante 10 segundos.



Seguidamente, deberemos cruzar las piernas manteniendo esa posición y aguantar 10 segundos más. Deberemos intercalar estos dos movimientos durante un minuto en total y pasar al siguiente paso.

2Activación de glúteos

Deberemos recostarnos bocabajo, tal y como estábamos antes, pero ahora levantando los brazos hacia el frente, cruzarlos, y hacer lo mismo con las piernas. Esto deberemos mantenerlo así durante 6 segundos, tras los cuales deberemos descansar durante un breve periodo de tiempo antes de repetir este ejercicio un total de 10 veces.

3Glúteos y zona lumbar

Este es otro movimiento sencillo para el que tan solo necesitamos una silla (y muchas ganas de hacer ejercicio… claro. Deberemos sentarnos con la espalda recta y contraer los muslos, pero levantando una sola pierna a la vez y aguantando 3 segundos arriba. Deberemos hacerlo un total de 10 veces con cada pierna.

4Ahora, a por la espalda

Deberemos mantenernos en la silla, bien sentados, pero sin cargar peso sobre la espalda. Deberemos elevar ambos brazos en paralelo a los hombros, cruzarlos y levantarlos por encima de nuestra cabeza.

Una vez tengamos estirada la espalda, deberemos mantenerla recta y contraer el abdomen en 10 repeticiones de 6 segundos cada una. Esto cansa bastante más de lo que estáis pensando mientras leéis estas líneas.

5Sentadilla extensiva

Ahora vamos a un clásico. Deberemos ponernos de pie y separar ligeramente nuestras piernas de tal forma que queden paralelas a los hombros. Deberemos flexionar las rodillas lo máximo que podamos (como las clásicas sentadillas), pero, al subir, deberemos ponernos de puntillas y estirar al máximo los brazos. Deberemos hacer todas las repeticiones posibles a lo largo de un minuto.

A vosotros, ¿qué os ha parecido este método? ¿Tenéis pensado probarlo? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: VIX.