El cine de Hollywood es realmente caro y a menudo trabaja con presupuestos bastante elevados, sobre todo cuando se trata de películas de acción. A veces no somos realmente conscientes de todo el trabajo que puede suponer una única escena (y, por tanto, medios y recursos), lo que acaba teniendo su repercusión en el coste.

Por eso, a continuación os mostramos una lista con algunas de las escenas más caras de la historia del cine.

007 Spectre

El presupuesto total de la película estaba entre los 300 y los 350 millones de dólares y un buen pellizco de esto se dedicó a la espectacular persecución en coche por las calles de Roma y el vaticano en su Aston Martin DB10. Por lo visto, llegaron a destruir 7 de estos coches durante el rodaje.

Matrix: Reloaded

La segunda película de Matrix no es tan buena como la primera, pero eso no significa que no tenga escenas más que salvables como, por ejemplo, la persecución de la autopista para la que se destinaron un total de 2,5 millones de dólares.

Soy Leyenda

En esta película no hay muchos personajes de carne y hueso, pero en uno de los flashbacks, cuando el protagonista quiere sacar a su esposa y su hija de la ciudad, hubo hasta 1000 extras y un enorme equipo de rodaje que hizo que la escena costase 5 millones de dólares.

Salvar al soldado Ryan

De los 56,4 millones de dólares del presupuesto total de la película, 12 millones se dedicaron a la mítica escena inicial que representa el desembarco de Normandia.

 



 

Vanilla Sky’s

Grabar una de las calles más importantes de Nueva York totalmente vacía tiene un precio y es que, solo para conseguir 30 segundos de material para la película, se tuvo que invertir más de un millón de dólares.

Ben-Hur

La única película “antigua” de las que incluimos en la lista se lo ha ganado a pulso ya que este mítico film de 1959 tardó 5 años en prepararse para la icónica carrera de cuadrigas que fue filmada durante 10 semanas y costó 4 millones de dólares, que por aquel entonces todavía era una cita mucho más importante.

Pearl Harbor

Las escenas de grandes películas bélicas suelen ser caras y el momento del bombardeo en Pearl Harbor no es una excepción. Michael Bay quiso representar este ataque histórico combinando efectos visuales con explosiones reales haciendo que tuviese un coste total de 5,5 millones de euros.

Transformers, el último caballero

De nuevo, Michael Bay no escatima en gastos y, para la última escena de esta película de la saga Transformers, se dejó un total de 15 millones de dólares (y eso sin tener en cuenta el coste de los efectos especiales).

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: vix.com