No sé vosotros, pero yo conozco a muy poca gente que tenga los dientes blancos como chicles de menta. Lo normal es que, cuando riamos, lo que mostremos al mundo es una sonrisa clara, pero ligeramente amarillenta. No nos engañemos: no nos van a contratar para un anuncio de Colgate.

Season 6 Teeth GIF by Friends

Con el paso del tiempo los dientes se van poniendo amarillentos y, si fumamos, por ejemplo, sabemos que es cuestión de tiempo que parezca que siempre acabamos de comer ganchitos. Por mucho que te los laves… es complicado ocultar que estamos envenenándonos con pitillos.

Los blanqueamientos dentales son una de las consultas más habituales de la gente cuando pasa por el dentista, y es que esto puede llegar a ser muy traumático para ciertas personas. Los complejos con nuestros dientes pueden llevarnos a sufrir del peor mal que puede sufrir un ser humano: el de no querer sonreír.

teeth GIF

Son muchas las causas que pueden llevarnos a que nos salgan manchas y se nos amarilleen los dientes, y hoy nos centraremos en una a la que, por lo general, no le prestamos demasiada atención: los alimentos que ingerimos.

Lo primero que tenemos que decir es que, antes que nada, debemos mantener una correcta higiene dental y cepillarnos los dientes después de cada comida… a partir de ahí, aquí os dejamos cinco alimentos cuyo consumo podría ayudar a que nuestros dientes adquieran ese desagradable color.

1La remolacha

Debemos tener en cuenta que esto pasa con los frutos con mucho colorante natural. Las frambuesas y los frutos rojos en general favorecen el oscurecimiento de los dientes. En este sentido, la remolacha es especialmente perjudicial. No es que debamos dejar de consumir este tipo de alimentos que, por cierto, nos aportan una inmensa cantidad de nutrientes. Pero sí podemos hacerlo en menor medida, y teniendo en cuenta la gran capacidad de pigmentación que presentan.

2Vino tinto

Este es un clásico de ir con los dientes manchados. A este néctar de los dioses le pasa lo mismo que al café: tiene una gran cantidad de pigmentos que dejan nuestra boca como el logo de Cartoon Network.



Happy Hour Reaction GIF

Otra cosa que debemos tener en cuenta con el vino es que el alto grado de alcohol y acidez hace que salivemos menos y, por tanto, se dificulte el proceso a través del cual nuestra boca se ‘limpia’ de forma natural. Esto es más o menos fácil de solucionar si, a la vez que bebemos vino, consumimos agua, ya que compensaremos así la hidratación que nos está faltando.

3Café

snow white coffee GIF

La bebida que hace que no nos quedemos dormidos en nuestro puesto de trabajo también es uno de los mayores enemigos de nuestros dientes. Más allá de otras consideraciones que podríamos tener en cuenta sobre el consumo de cafeína, lo cierto es que el tinte del café y su acidez no son los mejores aliados para evitar manchas… y más si lo combinamos con otras cosas como el tabaco. Lo mejor es hacer algo parecido a lo que hacemos con el vino tinto: consumir agua y mantener una higiene muy estricta.

4Kétchup

Sauce Ketchup GIF by Heinz

Esto es algo que puede pasar con muchas salsas industriales… y es que, por lo general, contienen una gran cantidad de pigmentos que, unidos con su acidez, hacen que nuestros dientes sufran de lo lindo. Si el ácido hace que el esmalte de nuestros dientes se vuelva más poroso, el pigmento puede fijarse más y que, por lo tanto, luego cueste retirarlo.

Otra cosa que debemos tener en cuenta con este tipo de salsas es que, por lo general contienen una gran cantidad de azúcar y, por lo tanto, pueden favorecer la aparición de caries. Todo esto forma un cóctel bastante perjudicial para nuestra salud bucodental.

5Vinagre

El vinagre, como muchos ya sabréis, es un alimento altamente ácido y que, por lo tanto, puede perjudicar bastante el esmalte de los dientes, dejándolos así expuestos a los tintes de otros alimentos.

De hecho, hay una práctica muy perjudicial que NO debéis hacer y que consiste en mezclar vinagre con bicarbonato para hacer una especie de blanqueamiento natural… y con eso lo que estamos consiguiendo es desgastar brutalmente el esmalte de los dientes. Es muy, pero que muy malo.

A vosotros, ¿Qué os han parecido estos consejos? ¿Cuál de estos alimentos os costaría más de dejar? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Vanguardia.