Todos podemos ser muy diferentes y, sin embargo, la mayoría tenemos una experiencia en común. Todos hemos buscado algo que hemos perdido y, pese a tenerlo frente a nuestras narices, somos incapaces de verlo.

Pues la ciencia, pese a que ahora mismo está bastante ocupada con la situación actual, se ha tomado un tiempo para dar una respuesta a esta experiencia compartida entre tanta gente.

Según investigadores del Instituto Salk, en La Jolla, California, todo indica a que este fenómeno se debe a “ondas cerebrales viajeras”, unas señales nerviosas que forman parte del sistema visual y que nuestro cerebro usa para percibir (o no) objetos complicados de ver.

«Hemos descubierto que los objetos tenues son mucho más fáciles de ver si la visualización está sincronizada con las ondas cerebrales viajeras», explica John Reynolds, uno de los autores del estudio.

«Estas ondas facilitan la sensibilidad de la percepción, de forma que hay momentos en los que puedes ver lo que de otra forma no verías».

Pero este efecto también puede producirse de forma contraria, es decir, que nuestro cerebro obvie información y la califique como “no importante” haciendo que no veamos cosas que buscamos.

El “experimento” en el que se basaba el estudio se basaba en monitorizar la actividad de las neuronas en la corteza visual y buscar esas ondas cerebrales viajeras.

Los participantes veían una imagen tenue proyectada en una pantalla y, siguiendo la actividad cerebral, los investigadores analizaban en qué momento se detectaban.





Todo esto puede que resulte un poco complicado de entender, pero, en resumen, es distinto ver el objeto que percibirlo. Cuando esas ondas viajeras coinciden con nuestro procesamiento sensorial es el momento en que somos conscientes de ver el objeto, pero si el objeto es tenue o pequeño eso es más difícil que se produzca.

En conclusión, poca solución hay más allá de hacer ejercicios visuales y jugar al Lince.

¿Sois de los afortunados que lo encontráis siempre todo? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: 20minutos

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE YO CONTROLO 🎥