Después de muchos días de espera, por fin pudimos presenciar este viernes el punto álgido de esta temporada: la hoguera de confrontación entre Tom Brusse y Melyssa Pinto, la pareja que más juego ha dado en el reality.

El momento fue tremendamente tenso y, a pesar de que hubo tiempo para soltar alguna que otra lagrimilla, los protagonistas indiscutibles fueron los reproches… y con razón: Tom había sido infiel a la que había sido su pareja los últimos ocho meses y, no contento con eso, se comportó de una forma tremendamente fría e insensible, mientras Melyssa le cantaba las cuarenta.




Ella fue sin duda la protagonista de la noche. En Twitter solo se hablaba del repaso que le había dado a su ahora expareja y, a pesar de que, al principio, ella tenía unas mínimas esperanzas en poder arreglarlo, acabó por darse cuenta de que se iría mucho mejor sola… y así lo hizo.




Y es que Melyssa pudo ver también por primera vez cómo el francés mantenida sus primeras relaciones sexuales con Sandra, la tentación que ha conseguido conquistar su corazón (o al menos eso dice él). Esto generó momentos de mucha tensión, como cuando la catalana le devolvió a Tom el anillo de compromiso que este le había dado.

Un grave insulto en árabe

En medio de esta acalorada hoguera, hubo un momento de máxima tensión en el que Tom explotó y se marchó del lugar durante unos minutos, mientras gritaba en árabe lo que intuimos eran unos insultos… pero no habíamos podido confirmarlo hasta ahora.

La cosa empezó a tensionarse cuando el francés le soltó a Melyssa que ya no era feliz con ella: “Lo siento mucho por eso. Pero te voy a decir una cosa: contigo no era feliz. ¿Estábamos felices? Cada dos o tres días me querías mandar a la mierda”, reconoció el televisivo.


Una relación que no daba para más

Melyssa le espetó que la mayoría de las discusiones que tenían era porque él, supuestamente, desaparecía durante semanas y no porque ella tuviese celos de nadie. Él, por su parte, le soltó un abomba: “Desaparezco porque no estoy bien contigo”, aseguró.

“Ah, ¿no era por tu madre?”, le recriminó  Melyssa. Y fue entonces cuando el empresario explotó: “¡No vas a empezar a hablar de mi madre! ¿Vale?”, gritó muy enfadado.

En ese preciso momento, Tom se levantó, lanzó contra la arena la alianza y se fue de la hoguera visiblemente enfadado mientras profería lo que, como os comentábamos, parecían unos insultos en su lengua natal.

La traducción del insulto

Horas después, algunos usuarios de Twitter consiguieron traducir lo que, supuestamente, había dicho Tom en ese momento… y lo cierto es que no fue precisamente una poesía: “me cago en el coño de tu madre”, podría ser la traducción más exacta del insulto que soltó. Se trataría pues, de uno de los insultos más graves que se pueden decir en esa lengua.





“me cago en el coño de tu madre”

Como todos ya sabréis, esa hoguera acabó muy mal para ambos concursantes, quienes decidieron continuar por separado: Melyssa de vuelta a España con su familia, y Tom, de momento, no lo sabemos, ya que este domingo se revelará cuál ha sido su decisión final… lo que sí sabemos es que, haga lo que haga, ya no tendrá el amor de la catalana.

A vosotros, ¿qué os ha parecido este momento? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Mundo Deportivo.