A estas alturas sabemos de sobra que los retos virales se nos pueden ir de las manos. El ingenio y la imaginación dan para mucho y, si le añadimos un poco de estupidez, nos sale un resultado realmente maravilloso para los que amamos los vídeos absurdos.

El Dryer Challenge es el último desafío viral que ha dejado huella a aquellos que se han animado a intentarlo. Consiste en meterse en una secadora de cualquier tamaño (tanto la que tienes en casa como la de una lavandería) y grabar lo que sucede en los momentos posteriores.




Winnie The Pooh Friendship GIF by Disney

Uno de tantos testimonios

Una de las personas que ha vivido las consecuencias más negativas de este reto es Rosie Cole, una joven de 21 años que, tras una noche de copas, decidió meterse en una secadora de su universidad.




«Estaba con mis compañeros de piso y uno de ellos me retó a entrar. Pensaba que no había posibilidad de que cupiera y decidí probarlo. Para mi sorpresa, parecía más fácil de lo que pensaba«, contaba Rosie. Y, como habréis podido imaginar, la cosa no salió del todo bien.

Los bomberos al rescate

Rosie se quedó atascada sin poder salir y sus amigos tuvieron que llamar a los bomberos para que la sacaran. «Rescatan a gatos de los árboles, así que tal vez podían salvar a estudiantes de secadoras«, declara Rosie.

Sus amigos grabaron toda la escena y el vídeo acabó haciéndose viral no precisamente por el reto en sí, sino por cómo acabó.


No os lo podéis perder:

Al final, los bomberos tardaron unos 20 minutos en sacarla ante las risas de sus amigos.

Todo acabó entre risas

«Soy un poco dramática así que no pensé que fuera tan grave al principio, y mis compañeros me hacían reír, pero cuando me di cuenta de que no podía descruzar las piernas y mi cadera estaba atascada, me empecé a preocupar«, explica Rosie.

Sus amigos, por su parte, piensan recordarle el momento toda la vida. «Todo se arregló en unos 20 minutos, pero creo que vivirá avergonzada de por vida. Nunca pararé de reírme de ella. Es el plato más fuerte de lo que llevamos de año«, comentaba una de sus compañeras de piso.

La popularidad de este reto ha subido como la espuma, lo que ha obligado a que las autoridades y los servicios de emergencia del Reino Unido pidan a los usuarios que no hagan este tipo de cosas. Y vendrán cosas peores…





¿Qué piensas de este tipo de retos? ¿Alguna vez has intentado hacer uno? ¿Cómo fue la experiencia?

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: mirror