Las cárceles son lugares muy complicados. No pretendemos frivolizar con ese tema, pero lo cierto es que hay un factor curioso en ese mundo que nos ha llamado la atención: la imaginación de algunos presos para crear, de la nada, objetos con los que sacarle partido a su estancia entre rejas.

Aquí os dejamos algunos de los más llamativos… y os prometemos que no tienen desperdicio:




1El problema de no poder hacerse tatuajes

Por eso, unos presidiarios decidieron hacerse una pistola de tatuaje casera… que les acabaron requisando, claro.




2El mal de las navajas

Desgraciadamente, estos objetos son bastante peligrosos… y son capaces de hacerlos con cosas que ni te imaginarías.

3Jugar a los dados

Estos, en concreto, están hechos con papel higiénico prensado.

 

 


 

4Los escondites para el móvil

Capaces de meterlos hasta en una chancla.

5La importancia de leer

Un presidiario consiguió hacer una lámpara casera para poder leer por la noche.

6Espiando a los policías

Unos reclusos consiguieron colar unos micrófonos en los libros de la oficina de los guardias de seguridad. La intención era saber los momentos en los que pensaban revisar las celdas.





7Las velas

Para poder pegarse una cena romántica.

8Una llave casera

Esta la hicieron para poder desenroscar ventanas y, así, poder escapar.

9Las herramientas para fumar

Esto es una pipa hecha con una pomada.

10Escondites magistrales

En estos zapatos se ocultan cuatro teléfonos móviles… puede que sea ilegal, pero hay que reconocer el ingenio y la habilidad.



 

 

11Ponerse en forma

Utilizar un montón de pilas para sacar bíceps es una buena idea… como podéis observar.

12Cuando te pasas de la raya

Hacer una pistola con cosas que tienes por la celda tiene que ser muy complicado… y muy peligroso.

13Para no pasar frío

Esta placa se hizo para poder calentar la cama con un ladrillo y una resistencia.

14El verdadero muñeco asesino

Este, como podéis ver, escondía un cuchillo dentro.

A vosotros, ¿qué os han parecido estos inventos? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Difundir.