Los nativos de las islas Salomón, situadas en el Pacífico Sur, son de piel realmente oscura, de hecho, la más oscura entre las personas que no tienen un origen africano. Sin embargo, el color de pelo de algunos de ellos es de un rubio claro como si fuesen vikingos. Solo un 10% de la población tiene el pelo claro, pero eso ya es mucho si tenemos en cuenta que ese porcentaje es la mayor prevalencia fuera de Europa.

Se ha especulado mucho sobre el motivo de esta curiosa genética y se ha llegado a decir que este rasgo fue transmitido por exploradores y comerciantes europeos que visitaron la isla siglos atrás. Y, de hecho, los propios nativos tienen sus propias teorías al respecto diciendo que ese color de pelo se debe a una dieta rica en pescado y la exposición prolongada al sol.




Pero recientemente una investigación publicada en la revista Science ha revelado cuál es el misterio tras el aspecto de algunos de los nativos de estas islas.

Por lo visto, este rubio natural no se debe a los genes transmitidos desde Europa, sino que es una variante genética que afecta a esta grupo humano en concreto y, de hecho, se trata de un gen “de rubio” distinto al que podemos encontrar en gran parte de Europa y solo es habitual encontrarlo en Oceanía.




Como decíamos, allí entre un 5% y un 10% de la población tiene el pelo de color rubio. Un dato que, por ejemplo, también podemos encontrar en Irlanda.

El estudio en cuestión tardó mucho en realizarse ya que se tuvieron que tomar muestras de los nativos de Melanesia para comparar genomas. Algo bastante complicado de hacer debido a que en gran parte de las islas Salomón no hay carreteras, ni teléfonos ni electricidad y, por si esto fuera poco, se trata de una de las naciones del mundo con mayor diversidad lingüística, haciendo muy difícil la comunicación ya que hablan decenas de lenguas distintas según la zona.


En cualquier caso, este estudio sirve para que sepamos y se nos confirme que algunos rasgos físicos que asociamos a ciertas razas no son exclusivos y que la genética es más maravillosa y diversa de lo que, por desgracia, algunos piensan.

¿Conocías este peculiaridad de la población de las Islas Salomón?

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: abc