Eminem es una de las principales figuras del rap de las últimas dos décadas. Su carrera está plagada de éxitos y polémicas que, a lo largo de todo este tiempo, lo han convertido en una de las personalidades más queridas y odiadas (casi a partes iguales) del mundo de la música.

Pero si algo tiene Eminem es que sus fans son muy, pero que muy fieles a él… casi más que los de cualquier otro artista. Y la protagonista de hoy es la prueba de ello.




the real slim shady eminem GIF

Marshall Bruce Mathers III ha encontrado en esta mujer un monumento andante que se ha entrado en el libro de récords más importante del mundo.




Nikki Patterson (@crazyeminemlady) es una escocesa de 35 años que, en los últimos días, se ha convertido en una auténtica sensación gracias a haber entrado en el Libro Guinness de los Récords como ‘la persona con un mayor número de tatuajes de un mismo artista’. Y es que Nikki lleva en distintas partes de su cuerpo 16 tatuajes cuyo único protagonista es el popular rapero del que os hablábamos al principio.

Puede que muchos de los que estáis leyendo estas líneas penséis que sois unos auténticos fans de X actor y de tal cantante… pero lo que no nos podréis negar es que estáis a años luz de lo que siente esta mujer por el rapero americano.

Otro de los datos curiosos de la vida de esta particular mujer es que, además de sus tatuajes, también trasladó su pasión por Eminem a su mascota, a quien le puso el nombre de Marshall en honor al nombre de nacimiento del rapero. De hecho, por poco y no bautiza así también a su hijo (suponemos que su marido, con buen criterio, la disuadió de hacerlo).


El nacimiento de una obsesión

Según ella misma cuenta, todo esto comenzó cuando tenía tan solo 14 años y escuchó por primera vez el tema ‘Stan’, uno de los primeros éxitos del rapero, en colaboración con Dido. Este momento, para ella, fue un punto de inflexión en su vida.

En ese preciso momento, ella supo que este sería su artista favorito por el resto de su vida y, a los 15 años, tan solo uno después de descubrirlo, se hizo su primer tatuaje del cantante.

Con los años, ella se volvió una fanática de los tatuajes y, de hecho, cuenta con 52 diferentes por todo su cuerpo, 16 de los cuales están dedicados a la persona que más la ha influido a lo largo de toda su vida.

«Él ha sido la única constante en mi vida. Hay gente que cree que soy una acosadora o que estoy loca, pero los artistas son increíbles. Tengo una relación con ellos, es mucho más que ser una fan de Eminem», reconocía Nikki.





«Tengo una relación con ellos, es mucho más que ser una fan de Eminem»

Ella en todo momento reconoce que ha llegado bastante lejos con el tema de su afición, pero afirma tenerlo controlado y que, en un futuro, tiene planeado dedicarle más tatuajes al músico.

Por lo visto, la palabra ‘Stan’ se emplea para referirse a un fan acérrimo de otra persona. Este término dio título a la canción del artista que tocó la fibra de Nikki y, por lo visto, no hay nadie mejor que ella para representar este significado.

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta historia? ¿Pensáis que ha llegado demasiado lejos? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Guía del Varón.