Obviamente, lo que más nos envejece es el paso del tiempo, pero muchos de nosotros tenemos hábitos, costumbres y vicios que aceleran este proceso tanto a nivel interno (nuestra salud) como en relación con lo superficial (nuestro aspecto). A continuación, os presentaremos una lista de cosas a evitar si queremos emular, en cierta medida, a Dorian Gray.

El móvil

Actualmente todo el mundo mira constantemente el móvil y la verdad es que nos lo acercamos a la cara con demasiada frecuencia ya que, si no lo desinfectamos, suele ser la causa de muchos brotes de acné que envejecen nuestra piel.




Las fundas de algodón

La fricción de nuestro cabello con las fundas de algodón daña el pelo abriendo las puntas y generando más nudos, algo que envejece nuestra imagen. Una forma de solucionarlo es cambiándola por una funda de seda.




El baño nocturno

Es cierto que bañarse por las noches nos relaja, pero irnos a dormir con el cuerpo y el pelo húmedo es malo para nuestro cabello y nuestra piel.

Comer alimentos procesados

Comer en exceso este tipo de alimentos afecta a muchas facetas distintas como son nuestra energía y nuestro físico haciendo que aparentemos más años de los que en realidad tenemos.

Dormir mal

Puede que te quedes en casa o que salgas de fiesta, pero dormir menos horas de las necesarias tiene un efecto devastador en todos nosotros. Nuestro estado de ánimo, nuestra energía y nuestro aspecto físico se ven severamente perjudicados. Dormir poco reduce nuestra esperanza de vida y nos envejece mucho.


Los productos con azúcar

Los postres y las comidas demasiado azucaradas contribuyen al envejecimiento prematuro de nuestro cuerpo haciendo que aumenten mucho las posibilidades de padecer enfermedades como la diabetes y, además, también hacen que podamos padecer distintas dolencias y problemas relacionados con nuestra piel.

Frotarse los ojos

La piel que rodea nuestros ojos es especialmente delicada y debe ser tratada con cuidado, ya que cuando nos frotamos los ojos, hacemos que el colágeno se elimine y las arrugas aparezcan antes.

Si habitualmente tienes ojeras y molestias en los ojos lo que debes hacer, en vez de frotártelos como si no hubiese mañana, es acudir a un oftalmólogo.

Fumar y beber

Estos vicios son malos por una infinidad de motivos y todos tienen que ver con nuestra salud y bienestar físico y mental.





¿Cuál de estos “hábitos” hacéis más? ¿Cambiaréis alguno?

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: okchicas