Felipe Adam es un joven brasileño de 17 años que está luchando por cumplir su sueño: lucir como un muñeco Ken humano. La inspiración le vino cuando vio a sus dos hermanas mayores dibujar imágenes de muñecas Barbie cuando tan solo era un niño.

«El muñeco Ken es como un Dios para mí – un dios de la belleza de la perfección estética. Me encanta su ropa, su pelo e incluso sus zapato. Todo él es perfecto«, explica Felipe.







A los 14 años de edad, empezó a ganar dinero que dedicó a comprarse ropa, zapatos y maquillaje con el objetivo de parecerse lo máximo posible al look del muñeco Ken. Y es que Felipe es un gran fan del anteriormente conocido como Ken Humano (Rodrigo Alves), ahora llamada Jessica Alves, quien se ha gastado más de medio millón de euros en cirugías plásticas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Jessica Alves (@jessicaalvesuk) el

«Rodrigo siempre ha sido una inspiración para mí como hombre, y ahora tiene mi respeto y mi admiración y se ha convertido en una mujer guapísima. No lo conozco pero me gustaría conocerlo algún día«, explica Felipe orgulloso.

El proceso para conseguir el look de Ken no es precisamente sencillo. Felipe dedica cuatro horas al día cada mañana para maquillarse; se pone una base especial, lápiz de ojos, contorno líquido… Así lo cuenta el propio Felipe:




«Cada mañana, me levanto, me ducho, me maquillo, me arreglo el pelo y tras cuatro horas exactas estoy preparado para empezar mi día«. Es por ello que Felipe tiene en mente someterse a varias cirugías faciales para tener el rostro que tanto desea sin necesidad del maquillaje.

En su ciudad ya es toda una celebridad e incluso le paran por la calle para pedirle fotos, algo que a él le encanta. «Cuando la gente me ve, me pide fotos y les encanta hablarme. Es muy divertido salir a la calle y recibir esa reacción pública«.

Pero no todo en su camino ha sido positivo, ya que se ha encontrado con gente que se ha reído de su aspecto. «He recibido comentarios diciéndome que parezco un demonio y un muñeco Chucky. Esos comentarios me entristecen, pero solo intento ignorarlos de la mejor manera posible«.

«Creo que para la gente es complicado relacionarse con una persona que quiere parecerse a un muñeco. Espero que mi look no se meta en mi trabajo y me permita trabajar duro para ser capaz de permitirme cirugías y sentirme mejor conmigo mismo». 





Felipe estima que la suma total de las cirugías a las que se quiere someter es de unos 30.000€. «La cirugía es uno de mis sueños. Soy un apasionado de los procedimientos estéticos y de las intervenciones quirúrgicas. Estoy enamorado del cuerpo humano y la cirugía nos da el poder de convertirnos en quienes queremos.

Quiero convertirme en un muñeco y espero que la cirugía haga mis sueños realidad. Quiero hacerme las cirugías a los 18 años para mejorar mi apariencia y tener grandes similitudes con el muñeco«.

«Creo que mi look exótico sería interesante para marcas de maquillaje y de ropa. Soy optimista. Espero que pueda cumplir mi sueño de parecerme más a Ken sin tener que llevar tanto maquillaje», concluía.

La cirugía estética puede ser una herramienta muy útil para tratar la autoestima de algunas personas, pero cada persona es un mundo. No es el único recurso existente y es muy importante conocer cuál es el límite de cada uno.

¿Qué os ha parecido esta historia? 



Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: thesun news24