‘La Isla de las Tentaciones’ está revolucionando por completo el panorama televisivo. La primera edición, emitida a principios de año, supuso una de las mayores revelaciones de la telerrealidad de los últimos años en nuestro país. Ahora, con la segunda temporada, Telecinco ha subido la apuesta… y lo cierto es que, de momento, está ganando.

Los nuevos concursantes lo están dando todo desde el principio… y eso se nota: en apenas dos semanas, ya tenemos las primeras infidelidades, las primeras rupturas e, incluso, los primeros abandonos (cosa que vino de la mano con la incorporación de dos nuevos concursantes la noche de ayer).

Este tipo de programas son perfectos para todas aquellas personas que quieras acariciar la fama. Después de pasar por este tipo de formatos, por lo general, los concursantes pasan a formar parte de ese heterogéneo grupo de ‘famosos televisivos’ que se ganan la vida pululando por los platós de Telecinco.

Esa es la parte positiva… pero también hay que tener en cuenta la parte más oscura de todo esto: que, sí o sí, acabarán saliendo a la luz todos los ‘trapos sucios’ que tengas. Y esto es lo que le ha pasado a Lester Duque y a Tom Brusse.

La pareja (al menos de momento) de Marta Nieto está a tope en el reality… pero su vida fuera, como veréis ahora, no siempre ha sido tan calmada como podría parecer. Según reveló el programa ‘Socialité’ el pasado sábado, Lester fue arrestado y sancionado con una multa de unos 300 euros después de que la policía lo pillase en posesión de sustancias ilegales.

Esto habría ocurrido en 2010 en Las Palmas de Gran Canaria y, según ha declarado el propio afectado, esto se debería a un error administrativo ya que, según él, por aquel entonces le robaron el DNI y habría sido víctima de una suplantación de identidad. Pero aquí no acaba todo.



En 2017, Lester habría sido multado con 900 euros por lo que sería una ‘grave infracción de tráfico’ en el municipio madrileño de Villaviciosa de Odón. Lester ha confesado desconocer por completo la existencia de esta multa, pero sí reconociendo que, en esas fechas, residía en la Comunidad de Madrid.

Tom Brusse, por su parte, tampoco estaría libre de pecados. La (ex)pareja de Melyssa Pinto también tiene un pasado… aunque, en este caso, no es tan sorpresivo como el de Lester.

El marroquí siempre se ha presentado como un ‘empresario’, pero lo cierto es que su paso por la tele no se limita a su paso por ‘Mujeres y hombres y viceversa’ ya que, al parecer, ya tenía una ‘carrera televisiva’ previa.

Antes de conocer a Melyssa en el famoso programa de emparejamiento, el televisivo ya había participado en un dating show francés conocido como Les Princes et les Princesses de l’Amour, emitido en el canal W9, y en el que Tom habría conocido también al amor, según apunta Fórmula TV.

Al parecer, Brusse habría entrado con la intención de ganarse el corazón de una tal Hilary, pero habría optado finalmente por conquistar el corazón de Cynthia Khalifeh… quien lo expulsó finalmente en un duelo con Anthony Alcaraz (no tengo ni idea del funcionamiento del programa, así que no me preguntéis).

A vosotros, ¿qué os ha parecido el pasado de estos dos? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: 20 minutos.