Nos pasamos el día pegados al teléfono móvil. Dedicamos horas y horas de nuestras jornadas a navegar por las redes sociales, a buscar síntomas de enfermedades en Google y, sobre todo, a mandarnos mensajes de WhatsApp con todo ser viviente; estamos viciados a comunicarnos a todas horas.

Text Chat GIF by Iliza




mensaje GIF by El Hormiguero

Escribimos cientos de palabras y mandamos decenas horas de audios cada día, en un ritual que ya forma parte de nosotros. ¿Qué es lo que pasa cuando dedicamos tanto tiempo a mandar mensajes? Pues que, como todo en esta vida, puede que un día nos equivoquemos… y eso es lo que le ha pasado a nuestro querido Arturo Valls.




¿Nunca te ha pasado de mandarle a tu madre por error un mensaje que iba dirigido a tu pareja? ¿Y uno a tu jefe que iba dirigido a un amigo? Pues esto último sí que le ha pasado al presentador de ‘¡Ahora caigo!’.

Arturo, sin querer, acabó mandándole un mensaje ‘comprometido’ a la directora de su programa, Gloria Hernández, y temió haberse ganado así un pase para la cola del paro… y es que cualquiera se habría ‘cagado’ con esto.


Fue el propio presentador el encargado de explicar la anécdota: “Esta tarde me he cruzado con Gonzalo, un técnico de los de aquí, que es un cachondo”, explicó Arturo entre risas. “Al rato le escribo un WhatsApp metiéndome con él: ‘Me gusta mucho el bigotito que te estás dejando. Pronto te van a confundir’”, añadió con su clásico estilo.

La sorpresa llegó cuando, a los pocos minutos, le llegó un mensaje de su directora: “a los tres segundos recibo un mensaje de Gloria, la directora del programa, diciéndome que quiere mi carta de dimisión sobre su mesa”… y es que, efectivamente, el actor y presentador se había equivocado a la hora de mandar el mensaje.

«Le he dicho a mi directora que tiene bigote, eso sí que es una situación peliaguda”, reconocía sin mostrar demasiadas señales de arrepentimiento. «Ese mensaje no era para tu bigote, digo, que no era para ti, si tú no tienes, solo pelusilla”.

Picard Facepalm GIF by MOODMAN

oh no facepalm GIF





Pero es que Arturo no salía de las arenas movedizas en las que se había metido: “Tienes que afeitarte… aferrarte a la verdad. Aún la voy a cagar más”, zanjó.

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta ‘metedura de pata’? ¿Alguna vez os ha pasado algo así? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: El Televisero.