Disney es una fábrica de crear actores y actrices famosos. Podríamos hablar de un montón de niños que pasaron por esa factoría antes de tocar el techo de la fama. Por lo general, para que La Casa de las Ideas te pillase, tenías que saber actuar, cantar, cocinar, pintar y encofrar paredes; casi nada. Con todos esos ingredientes, podías vender tu infancia a la industria del entretenimiento.

De ahí salieron muchas de las celebridades que podemos ver hoy en las revistas del corazón: Zac Efron, Vanessa Hudgens, Lindsay Lohan, Demi Lovato, Miley Cyrus o el caso que nos ha traído hasta aquí: Selena Gómez.

A sus 10 años, Selena dio su primer paso en la pequeña pantalla de la mano de la serie infantil ‘Barney y sus amigos’. Después de unos años, empezamos ya a verla en Disney, en pequeños papeles en The Suite Life of Zack and Cody y Hannah Montana.

Entonces llegó Wizards of Waverly Place. La actriz consiguió ponerse al frente de esta serie… y todo fue para arriba.

A partir de ese momento, su carrera ha sido un cúmulo de éxitos, tanto en lo interpretativo como en lo musical. Acumula tres álbumes de estudio y varios éxitos en la gran pantalla como Spring Breakers, Los principios del cuidado o Día de lluvia en Nueva York, por mencionar tan solo unos ejemplos.

Pero en su vida no todo es color de rosas. Desde hace muchos años lucha contra el lupus que, lamentablemente, le ha traído más de un disgusto: en 2017, la llevó a tener que someterse a un trasplante de riñón.

Una intervención así es bastante arriesgada y, como os podéis imaginar, deja secuelas. Nunca habíamos podido ver con claridad la cicatriz que le había quedado y, ahora, ha sido ella la que ha decidido mostrarla con orgullo.

Ha subido a su Instagram una fotografía posando en bañador en la que podemos apreciar la marca que le ha dejado la intervención, y cómo ya ha sanado por completo.

Con la publicación, además, compartió un valioso mensaje de autoaceptación: «Cuando me hicieron el trasplante de riñón, recuerdo que al principio fue muy difícil mostrar mi cicatriz. No quería que apareciera en fotos, así que usé prendas que la cubrían», explicaba la actriz de 28 años.



«Ahora, más que nunca, tengo confianza en quién soy y en lo que pasé… y estoy orgullosa de eso. Felicitaciones por lo que estás haciendo por las mujeres, lanzando @lamariette, cuyo mensaje es que todos los cuerpos son hermosos», concluía Selena, haciendo referencia a la marca de ropa de baño que vestía.

Ella nunca ha ocultado su enfermedad y siempre ha intentado ser muy transparente al respecto. En varias entrevistas ha comentado cómo el lupus le hace fluctuar de peso de forma muy irregular, por no hablar de los daños orgánicos que van con la enfermedad. Ella, en este punto, ha aprendido a tomárselo con filosofía, pero ha reconocido que no es un camino que le ha sido fácil.

A vosotros, ¿qué os ha parecido la iniciativa de Selena? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: 20 minutos.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO