Ahí va un acertijo:

«Puede devorar todas las cosas: plantas, bestias, flores y aves. Roe el hierro y muerde acero, mata reyes, arruina ciudades y puede derribar las altas montañas. ¿Qué es?»




La respuesta es: El tiempo. Y es que el tiempo puede con todo a la larga y sus efectos, poco a poco, se hacen más que evidentes.

A continuación, veremos 10 imágenes que nos muestran claramente cómo afecta el paso de los años a todo lo que nos rodea.




El teclado

Con el tiempo podemos ver en muchos teclados una especie de mapa de calor de aquellas teclas que más hemos usado.

El suelo

El suelo de esta pizzería ha quedado tan desgastado que se puede ver el patrón que había anteriormente.

Toy Story

A la izquierda está el peluche que una chica tenía desde los 14 años y a la derecha uno nuevo encontrado en una tienda.




Cada año la misma historia

En vez de usar el mismo agujero, una mujer clavaba una chincheta nueva en la pared para poner el calendario. Este es el calendario.

Los martillos también mueren

La vida te da muchos golpes y a veces llega el momento de decir adiós y cerrar para siempre la caja de herramientas.

Dura de pelar

Tras muchos años de servicio este pela patatas dijo basta.

Dinero usado





Esto es lo que ocupan 500 billetes de un dólar recién «imprimidos» respecto a los mismos billetes tras años de uso.

Fumar mata

No solo te jodes los pulmones fumando, sino que el propio mechero también sufre un severo desgaste.

Por dentro seguimos siendo los mismos

Esta persona no recordaba que los manguitos de su bici eran de color rosa hasta que no los abrió y descubrió que por dentro no habían cambiado.

Ser un ávido lector curte tu espíritu y educa tu mente y eso es algo que siempre estará contigo. Sin embargo, no podemos decir lo mismo de tu ebook.

¿Qué lo que más habéis desgastado en vuestra vida? ¿Tuvo algún tipo de arreglo?



Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: difundir