La mayoría de cosas que vemos en nuestro día a día son fruto de la invención del hombre. En algún momento, alguien decidió que la mejor forma de comerse un helado era dentro de un cono de galleta, o que para no abrasarnos los pies los zapatos deberían llevar una suela de goma.

Estos grandes inventos fueron fruto de mentes privilegiadas que, en muchas ocasiones, han sido olvidadas por la historia. Pero… ¿qué pasa con los inventos más pequeños? Hay muchos ‘genios’ en nuestro día a día con los que nos topamos y, por lo general, ignoramos.

Hoy, para homenajearlos, recordaremos algunos momentos de personas que demostraron tener una inteligencia muy por encima de la media (más o menos).

1¿Tu hijo no se queda quieto cuando vais al centro comercial?

Lo único que necesitas es un cubierto de metal y esperar al momento exacto. Como puedes ver, la paciencia tiene su recompensa.

2¿Estamos ante un genio?

Sus compañeros de oficina, después de ver lo que estaba haciendo, lo encumbraron como una especie de dios… y no es para menos.

3Las patatas estaban demasiado calientes

Su hijo no podía esperar a comérselas, pero estaban tan calientes que se estaba quemando… esta, sin duda, es una solución. Y también una guarrada.

4Disimulo nivel ninja



La mejor forma de pegarte un capricho helado sin dejar de darle ejemplo a tus hijos. El mejor engaño que hemos visto desde ‘Ocean’s Eleven’.

5Se llevaron detenido al conductor de este coche

La policía lo paró y, como podéis apreciar en la foto, el problema era bastante evidente: no tenía volante, por lo que estaba conduciendo con unos alicates. Lo peor es que lo pararon por exceso de velocidad.

6Creo que lo mejor será que no arranque

Puede que ahora haya conseguido dejar la moto arriba… pero tiene muy mala pinta si decide arrancar. Y no es que yo sea un experto en transporte de vehículos.

7A falta de banco…

La verdad es que, aunque parece algo bastante inestable, es de lo más creativo… ¿cómo alguien tiene la capacidad de generar algo así de la nada?

8Nivelar la caravana

Tampoco soy un experto en este tipo de cosas, pero no parece la superficie más estable del mundo. Llamadme loco, si queréis.

9Por precaución

Después de que se cayesen varios niños pequeños por esa zona de la escalera, tuvieron que improvisar esta barandilla. Pobrecitos.

10¿Te parece que es una cutrada?

Pues lo mejor de todo es que funciona y, ¿sabes qué? es bastante más barato que una cisterna normal. Evidentemente, no es la cosa más estética del mundo.

11A falta de estanterías…

¿Sabes lo típico de que robas un carrito de la compra cada vez que vas al súper porque tienes un problema de cleptomanía? Pues mira: ahora tienes algo que hacer con él.

12Un soporte bueno, barato… aunque no tan bonito



Si pasas de gastarte un dineral en un soporte para el móvil, lo mejor que puedes hacer es reciclar el vaso del café y robar un boli de tu oficina. De lo más apañado.

A vosotros, ¿qué os han parecido estos ‘trucos de genio’? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Difundir.