La Tierra está llena de idiotas. Por lo general, solemos referirnos a nosotros mismos, a la especie humana, como ‘vida inteligente’… pero lo cierto es que me cuesta mucho imaginarme a según qué animales haciendo las estupideces que veréis en las fotos de más abajo. Estamos condenados a extinguirnos y aquí os traemos unas cuantas pruebas de ello, que no queremos hacer afirmaciones tan bestias así, a la ligera.

1Se gastó un dineral en tener ese parking




La cosa es que, por lo que podéis ver, nadie le enseñó a utilizarlo. Solo espero que el seguro cubra su estupidez.

2¿De verdad era la mejor opción?




No me puedo creer que, después de analizar todas las opciones, haya llegado a la conclusión de que esa era la mejor opción que tenía.

3La seguridad ante todo

Por este tipo de cosas me alegro que en nuestro país haya seguridad social: una herida abierta puede curarse; la estupidez humana, no.

4Una barbacoa silenciosa

Cada uno de ellos tiene sus auriculares con su propia música. Cada uno tiene montada en su cabeza su fiesta particular. Se lo pasan genial y no molestan a nadie… ¿qué más se puede pedir?

5Tan maravilloso como inútil


Esta es una de esas imágenes en las que podemos ver un trolleo tremendamente estúpido… pero muy efectivo. En su sencillez está su magia.

6Que siga empujando

Esta es la prueba de que este señor ha nacido para ser un héroe. No hay más preguntas, su señoría.

7Partimos de la premisa de que es muy peligroso

Pero, dejando eso de lado un momento, ¿no os parece que este hombre tiene una fuerza impresionante?

8¿Se dará cuenta algún día?

Probablemente no… a no ser que alguien que la vea por la espalda le avise, claro… pero me da que, como en este caso, es más probable que le saquen una foto.





9En un restaurante, lo principal es la higiene

Luego se sorprenderán de que salgan tantos casos de intoxicación alimentaria en restaurante pretendidamente de lujo…

10El amo de la carretera

Lo fue… durante unos pocos segundos antes de dejar los dientes incrustados en el asfalto. Todavía los está recogiendo.

11Se gastó más de 200 euros en esa cadena

Él no era ningún tonto; sabía perfectamente que intentarían robarle su preciada moto. Cualquier inversión en seguridad era poca.

12«Un poco de nata encima del café, por favor»

Este es el problema de tener unos empleados tan pragmáticos… que se toman las cosas demasiado al pie de la letra.

13Parecía muy divertido…



Hasta que dejó de parecerlo. Nunca olvidará eso que dicen de «Todos los días aprendes algo».

14Aquí pasa algo parecido

Todo es muy gracioso al momento… hasta que llega la hora de sacarse la pintura de la cara. Esa foto sí nos gustaría verla.

A vosotros, ¿qué os han parecido estas imágenes? ¿Alguna que os haya resultado particularmente graciosa? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Bemethis.