A pesar de que vivimos en la época tecnológica más avanzada de toda la historia de la humanidad, no todo el mundo ha conseguido adaptarse a ella de forma efectiva. Puede que nosotros utilicemos el móvil con total soltura y agilidad, pero yo he visto a mi abuela soltar el suyo y estamparlo contra el suelo después de poner el manos libres. Y lo mismo pasa con gente no tan mayor.

Hoy, repasaremos algunos de los casos de ‘enemistad con la tecnología’ más fuertes que hemos visto.




1Ya sabéis que los gatos no son los animales más empáticos del mundo…

Este en concreto, decidió que el mejor objeto de la casa para rascarse eran las piezas de la CPU a las que su dueño les estaba haciendo mantenimiento.




2Apto para que lo contraten en un circo

Estos son todos los malabares que tiene que hacer cada noche para poder cargar el móvil al lado de la cama (cosa que, por cierto, no es demasiado buena para la batería).

3400 personas sin Internet

Una persona de su barrio decidió que sería buena idea perforar ese ‘poste’… sin saber que por él pasaba el cableado que aprovisionaba de Internet a todo el vecindario. Se ha tenido que mudar.

4A grandes problemas…

Grandes soluciones. Se le partió el micrófono de su auricular, por lo que no le quedó más remedio que adaptar el de los auriculares del móvil. Tiene muy mal aspecto, pero la cosa es que funciona.




5El típico cable flojo

Para mantenerlo en su posición y que no se apagase la pantalla, esta persona decidió que lo más práctico era construir una base de legos adaptada para la ocasión.

6Los desastres de su perro

Su perrete decidió entretenerse con sus auriculares gaming, y no le quedó otra que reconstruirlos como buenamente pudo. Podríamos decir que ha tenido días mejores.

7¿Que no tienes el soporte?

Esta persona ha ideado el que podría ser el soporte para proyectores más barato del mundo. Que conste que he dicho el más barato y no el más seguro. Creo que es evidente.

8Una alfombrilla improvisada





Fue a reparar un ordenador a una oficina, y descubrió a uno de los empleados utilizando un trozo de papel de lija como si de una alfombrilla para ratón se tratase.

9Hasta que aguante

Su padre asegura que esta es la única forma de cargar el móvil, ya que su cable está ‘un poco roto’… ¿en qué momento alguien se plantea esta locura como una posible solución?

10Toca reparación

Un cliente llevó a reparar el portátil afirmando que ‘no se le había caído encima ningún líquido’… bueno, vosotros mismo podéis ver los chorretones que salen del pliegue de la pantalla.

11Adaptadores caseros

Necesitaba un USB normal con un cable más largo y tenía un USB tipo C con el cable que necesitaba… ¿a que no sabéis qué hizo?

12Fijar el cable de Eternet



Puedes tener la absoluta seguridad de que así no se va a mover a ningún sitio. Tampoco te va a funcionar, pero ese ya es otro tema.

13Se pasó una hora buscando el móvil

Sabía que estaba cerca del coche porque seguía conectado al bluetooth del mismo, pero no conseguí dar con él… hasta ahora.

A vosotros, ¿qué os han parecido estas imágenes? ¿Alguna vez os ha pasado algo así de ridículo? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Difundir.