Ya sabéis que nos encantan la historias de miedo. Todo lo que tiene que ver con dar sustos y escalofríos pasa nuestro filtro de ‘aceptable’. Por lo general, lo primero que pensamos al hablar de esta temática es en el tema de lo paranormal: fantasmas, hombres lobo o vampiros; siempre recurrimos a seres que están muy alejados de la realidad (bueno, o eso pensamos).

Hoy, en cambio, nos queremos centrar en un terror mucho más real: el miedo que nos da la naturaleza. Estamos hablando de esos miedos atávicos que acompañan a nuestra especie desde sus orígenes. ¿Por qué nos da tanto miedo ver a según qué animales aunque sea en fotos? Puede que tú ahora no tengas que enfrentarte a serpientes en tu día a día… pero nuestros antepasados, que vivían en medio de la naturaleza, sí. Y esos son miedos que nuestra genética ha arrastrado hasta la actualidad.

Todo este tostón de antropología (del que hablo sin apenas saber, como siempre), tiene todo el sentido del mundo. Y es que para entender el terror de nuestra protagonista de hoy, debemos tener esto muy, pero que muy presente.

scared classic film GIF by Shudder

Una mujer ya no podía más con lo que se estaba encontrando por su casa, por lo que decidió sacarle una foto y subirla a Facebook para ver si alguien conseguía despejar sus dudas (y así apaciguar sus miedos).

Por su casa estaban apareciendo un montón de puntos negros como los que podéis ver en la foto de más abajo. Ella pidió consejo para saber cómo limpiarlos, pero también para ver si alguien sabía qué podía originarlos… y la respuesta que le dieron le hizo replantearse el seguir viviendo en su casa.

«¿Alguien tiene alguna idea de qué pueden ser estas marcas? Comenzaron a aparecer en los azulejos de la cocina y luego en el PC», escribió en el grupo de Facebook. Explicó también que las había encontrado en el rodapié y casi todos los marcos de las puertas, por lo que estaba completamente desconcertada.



Las respuestas no tardaron en llegar y estas venían cargadas de palabras que esa mujer hubiese preferido no haber escuchado nunca: podría tratarse de excrementos de araña. Esto hizo que a la mujer se le cayese el alma al suelo.

El portal web Pest Guidance, especializado en detectar posibles invasiones de animales, especifica que las arañas no dejan excrementos sólidos: «sus excrementos son espesos y líquidos», con un aspecto muy, pero que muy parecido a las manchas oscuras que la mujer estaba mostrando en sus fotos.

«Sus heces se ven como salpicaduras o gotas en tonos de negro, marrón, blanco o gris», puede leerse en el sitio web. «El color o tipo de heces depende de la especie, pero, en la mayoría de los casos, son como salpicaduras o gotas oscuras», añade.

spider insects GIF

«Estos excrementos son la combinación de alimentos y otros materiales de desecho que se liberan del cuerpo de la araña», concluyen los expertos.

Según recoge el diario británico ‘The Sun’, la mujer habría quedado en un completo estado de shock después de enterarse del verdadero culpable de las manchas.

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta noticia? ¿Alguna vez habéis encontrado este tipo de manchas por vuestra casa? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: 20 minutos.