Parece ser que Jordi Hurtado no es el único ser humano “bendecido” con el don de la eterna juventud ya que, a continuación, veremos el caso de un chico llamado Denis Vashurin que tiene el aspecto de un adolescente, pero cuyo certificado de nacimiento nos dice que nació en 1987.

Recientemente se ha convertido en un fenómeno viral al hacer una entrevista con una conocida youtuber rusa. Denis tiene 32 años pero aparenta muchos menos, algo a lo que la gente suele responder con incredulidad, de hecho, precisamente por eso prefiere vivir en un pequeño pueblo de Krasnoyarsk, donde todo el mundo le conoce, en vez de irse a vivir a una gran ciudad y vivir situaciones incómodas cada día.




A una edad muy temprana sus padres se dieron cuenta de que era diferente a los otros niños y que siempre era el más pequeño de su grupo de amigos. Sin embargo, eso nunca supuso un problema para él ni sus compañeros.

Conforme iban pasando los años, la diferencia entre él y otros niños de sus misma edad cada vez resaltaba más y, mientras los otros pegaban el estirón y “sufrían” importantes cambios, él seguía pareciendo mucho más joven.




«Cuando me di cuenta de que ya no iba a cambiar físicamente, al principio me sentí un poco incómodo. Pensé en cómo sería todo, cómo continuaría mi vida, si sería difícil para mí».

Pero su “condición” no le ha supuesto una barrera para conseguir trabajo o pareja, de hecho, lleva saliendo cuatro años con su novia a quien conoce desde hace mucho tiempo.

Como decíamos, aunque ha logrado tener una vida normal gracias a quedarse en su pueblo, no puede escapar el hecho de que en ocasiones tiene que explicar y demostrar su verdadera edad como cuando la policía le detuvo y le hicieron demostrar que no había falsificado su carnet de conducir y aguantar las posteriores bromas de mal gusto de los agentes.


Denis no ha explicado si ha ido alguna vez al médico para que le diagnostiquen cual es su condición, con lo cual no sabemos con exactitud a que se debe el hecho de que no envejezca ya que solo se han descubierto otros pocos casos parecidos en el resto del mundo.

¿Conocéis otros casos? ¿Cómo lo viviríais vosotros?

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: as