Ir a buscar a un familiar al aeropuerto puede ser un momento muy especial. La otra persona lleva horas en un avión y, lo primero que vea al llegar a la ciudad, puede ser definitorio a la hora de afrontar anímicamente el viaje. Por eso, lo mejor es tener un detalle humorístico con la persona que estemos esperando… y aquí os dejamos unos cuantos ejemplos de cómo se puede hacer bien.

1Su amigo estaba a punto de llegar… descubrieron cuál era su vuelo y lo esperaron fuera:

“¿Quién carajo es Brad? Brad se sienta para orinar. El corazón de Brad está esperando. El espectáculo de llegada de Brad Barnes. Brad paga por sus citas en Tinder”.

2La bienvenida más inesperada

“Christine, felicidades por los resultados de tu colonoscopia”.

3A su amigo lo llaman ‘Johnny chocolate’…

Y, de hecho, tiene una fábrica de chocolate en Australia… ¿qué mejor forma de recibirlo que esta?

4Esta niña quería recibir a sus abuelos… nadie aguantaba la risa

“Bienvenidos, abuela y abuelo”… bueno, al menos tendremos que creernos que es eso lo que pone.

5Este hombre se pasó 6 meses destinado y, cuando llegó, se encontró así a su mujer e hijo



“Bienvenido a casa, sargento Morris. Los Tyrannosaurus rex son más divertidos que una canción cursi. Rawr”.

“Bienvenido a casa, papá. Mamá me obligó a usar esto… ella es extraña”.

6Todo por su compañero de piso

“Aunque somos primos, igual quiero casarme contigo”.

7La discreción hecha amistad

“Bienvenido a casa, Bae (‘antes que cualquier persona’, según la traducción del acrónimo original). Abrazos. Amor”.

8Cuando tu hermana va a recogerte al aeropuerto de Londres

“Nos espera un viaje de dos horas hasta casa y tengo GASES. Bienvenida”.

9Su hermano y su cuñada…

“Buscados por Navidad”… esto es lo malo de tener una hermana tan cabrona.

10No podría ser más incómodo

“Bienvenida a casa de la prisión, bebé”… ¿será este un nuevo capítulo de Prison Break?

11Los sobrinos de camino a recoger a la abuela

“Bienvenida de prisión, nana». «Te queremos». «Esta vez no dejes que te atrapen». «Aprende a correr más rápido». «Estamos quedándonos sin pelotas». «¿Te casaste en la cárcel?”.

12Esto fue lo que me encontré en el aeropuerto:



“La iglesia de la Cienciología te da la bienvenida, hermano Chris”… Tom Cruise estaría orgulloso.

A vosotros, ¿qué os han parecido estas situaciones? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Genial.