Los grupos de familia y los mensajes de whatsapp entre familiares son el mejor caldo de cultivo para capturas de pantalla capaces de convertirse en algo viral en una red social como Twitter.




Recientemente, la tuitera @ansiiaviva ha realizado una publicación de este estilo en la que hablaba con su madre antes de empezar primero de bachillerato y que ha generado muchos likes y retuits por lo graciosa que ha sido la conversación.

La autora del tuit ha escrito un texto para el tuit con cierta indignación, pero sobre todo con humor: “mañana empiezo 1 de bach y creo q mi madre piensa q empiezo 3 de primaria”.




El tuit iba acompañado de una captura de pantalla en la que podíamos leer la conversación que han tenido madre e hija.

La madre ha empezado diciéndole “Te he hecho dos bocadillos porque uno me parecía pequeño”, hasta aquí todo bien, pero ha sido entonces cuando le ha pronunciado una frase que podríamos escuchar en una película de Hollywood cuando una madre envía al pequeño Timmy a la escuela.

“Si no quieres dos puedes compartir para hacer amiguitos”. Todo acompañado de un par de emoticono de guiño de ojos ya que, como sabemos todos, los emoticonos son los reyes de las conversaciones entre familiares.




La publicación ha acumulado casi 5.000 retuits y más de 80.000 me gusta haciendo que la tuitera haya decidido explicar que se ha comido los dos y, además, ha publicado otra captura en la que le dice a su madre que la gente le dice que esta mayorcita para que su madre le haga los bocadillos, pero ambas opinan lo contrario.

Este típico mensaje de madre nos ha hecho pensar que, si el resto de madres y padres piensan y actúan igual que esta, puede que haga un excedente enorme de bocadillos en el instituto y el compartirlos no sea una opción.

¿Qué mensajes parecidos os han escrito vuestros familiares? ¿Empalizáis con la tuitera?

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuentes: huffingtonpost