La vida está llena de momentos que nada tienen que envidiar a la ficción. Lo único que tenemos que hacer para disfrutar de esos ‘pequeños secretos’ de la casualidad, es estar atentos y saber dónde mirar. Si, además, tienes una cámara en la mano… puedes sacarle una foto. El resultado puede ser tan espectacular como los que os traemos hoy.

Se trata de un recopilatorio con algunas fotografías que muestran coincidencias de esas que pasan una vez en la vida… cada muchas vidas.

1La caída perfecta

Como podéis ver, esta hoja verde cayó delante de la cámara en el momento exacto en el que se activaba el temporizador de la misma.

2Parando el tráfico

Paró en el semáforo de la calle principal de su ciudad y, de la nada, surgió un halcón que se posó en el capó de su coche… mirándolo fijamente.

3Gemelos con gemelos

Dos hermanos gemelos que se casaron con dos hermanas gemelas y que, como podéis ver, tuvieron hijos gemelos.

4¿No os fijáis en el detalle principal de esta foto?

Fijaos en la parte de abajo y podréis ver que ninguno de los que salen en ella está tocando el suelo con los pies. Casi como muchos de los que estamos leyendo esto.





5Los caprichos de la naturaleza

Este tomate creció justamente en la decoración del portón de su jardín. Una adaptación natural que es puro arte.

6Casualidades

Su pareja pesaba exactamente lo mismo que mostraba la báscula de la foto de la caja en la que venía al comprarla (recordemos que la cifra está en libras, no en kilos).

7La trilogía del carnívoro

Lo que podemos ver es a un cocodrilo comiéndose a un pez tigre que, a su vez, se está comiendo a otro pez más pequeño, todo esto en el río Negrinho, Brasil.

8El momento de la boda





El volcán que veis en el fondo decidió ponerse en erupción en el momento exacto en el que estos dos se dieron el sí quiero. El momento no podría haber sido mejor.

9La mayor de las suertes

En la foto, podemos ver a Edwin “Lucky” Wright con una hélice dañada por el fuego antiaéreo de su P-47 Thunderbolt (1944).

10Un eclipse artificial

No tienes que esperar a fenómenos galácticos complejos… lo único que necesitas es un globo aerostático y esperar al momento exacto para hacer la foto.

A vosotros, ¿qué os han parecido estas fotografías? ¿Alguna vez habéis conseguido hacer una así de guay? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Difundir.