Ya conoceréis aquel dicho de ‘padre no hay más que uno’… y lo cierto es que, después de lo que veremos hoy, en ocasiones, es hasta una suerte que sea así. El talento no siempre va ligado con la paternidad, y aquí os dejamos la prueba de ello.

¿Qué pasa cuando tu padre intenta hacerte la tarta de cumpleaños? ¿Y si se pone creativo con la cena? Pues que la cosa puede salir bien… o puede salir muy, pero que muy mal. Ahora lo veréis:

1La intención es lo que cuenta

Lo único que tenía que hacer el padre era encender las velas… y bueno, como se puede apreciar, ni eso consiguió hacer bien.

2Todo por la integridad física de su hijo

Este es el resultado de que su padre intentase matar una mosca que se le había posado encima de la pantalla. Como podéis ver, ha sido peor el remedio que la enfermedad.

3Su prenda favorita

Él dijo que se encargaba de planchar la ropa… y bueno, esto es lo que ha pasado con la que era la camiseta favorita del más pequeño de la casa. Otro día plancha él. Seguro que lo hace mejor.

4Ya está lista la cena

Su padre se animó a hacer un pastel en el horno, y lo cierto es que el que ha acabado quemado es él. Toca pedir a domicilio.





5¿Cómo es posible?

Su padre, en un infinito alarde de imaginación, confundió una naranja con una cebolla, por lo que dejó a su hijo sin merienda ese día. ¿Dónde tendría la cabeza?

6Ya está bien cerrada

Después de merendar unas cuantas patatas fritas (tampoco es que se haya matado mucho con la originalidad), cerró la bolsa como veis en la imagen. No sé si se merece un premio o una colleja.

7El padre se puso creativo

No sabemos qué era lo que quería hacer realmente, pero parece un Huevo Kinder que se ha pasado con los Whiskys y que le pide clemencia a la muerte.

8La barbacoa de fin de semana





Lo bueno es que ahora tienen todavía más carbón para intentarlo por segunda vez. ¿Cómo alguien deja que una carne se queme así sin darse cuenta? Misterios de ser un inútil…

9Un padre muy poco atento

Lo peor de todo es que solo dejaron a la niña 10 minutos con él. La dejan un poco más y no lo cuenta.

10Era la noche de pizzas

Su padre se resistía a pedirlas a domicilio, por lo que intentó hacerlas él. Aquí podéis ver que el plan no salió como estaba previsto.

11El partido del fin de semana

Su padre se propuso hinchar la pelota antes del partido, ya que esta estaba un poco floja… y bueno, ya podéis ver que tuvieron que cancelar el encuentro.

A vosotros, ¿qué os han parecido estas imágenes? ¿Alguna vez os ha pasado algo así? Dejádnoslo en los comentarios. 



Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Guía del Varón.